Desde hace varias semanas era un rumor que cada día tenía más fuerza (a pesar de que los protagonistas lo desmentían una y otra vez): Laura Matamoros habría acabado su noviazgo con Daniel Illescas, después de casi un año de relación.

Y, por primera vez, la ex-colaboradora de Televisión ha confirmado que se había acabado el amor y ahora tocaba seguir viviendo. Estas palabras han sorprendido, ya que, hasta ahora Laura desmentía que la pareja hubiera roto, a pesar de que apenas se hacían fotos juntos, habían tenido una supuesta discusión en la boda de otra influencer y se habían dejado de seguir en las redes sociales.

Finalmente, durante un acto publicitario, la joven ha hablado por primera vez de su ruptura.

Y de esta forma, por primera vez la hija de Kiko Matamoros reconocía que su relación de pareja había terminado (algo que llevaba casi un mes en los medios de comunicación).

Eran muchos los rumores y las pistas sobre una posible ruptura por parte de la pareja que llevaba más de seis meses junta viviendo con mucha intensidad su relación y ahora, la ganadora de “Gran Hermano VIP 4” ha dado la cara y ha confirmado lo que era un secreto a voces: vuelve a estar soltera.

Durante un evento por el Rover Discovery Challenge, donde la joven formará parte de uno de los equipos, la joven fue preguntada por su chico. Y sorprendió su respuesta. Le desea lo mejor.

Pero, se terminó el amor y ahora toca vivir la vida y disfrutarla por separado.

Según la revista Lecturas, la pareja ha tomado la decisión de romper su noviazgo por la distancia: ella vive en Madrid con su hijo Matías, y el influencer, en Barcelona.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Pero, la joven ha querido dejar claro que, al final, se ha tomado esta decisión por una serie de razones. Al final, o tomas la decisión de afianzar una relación, o acabas rompiendo y viviendo la vida por separado. Y esto último es la decisión tomada por ambos.

Eso sí, no hay malos rollos entre ellos y Laura le desea lo mejor a la persona que ha sido su pareja durante poco más de seis meses de su vida.

No le guarda ningún tipo de rencor y su relación es lo más cordial posible (entre otras razones, ambos trabajan para la misma empresa de representación).

Varias han sido las pistas que demostraban que algo no iba bien en la pareja, una historia de amor que empezó de manera apasionada durante un viaje a Bahamas en las vacaciones de Navidad.

Las primeras informaciones sobre una posible ruptura tuvieron lugar hace unos meses, asegurando que la pareja se estaba distanciando y cada vez discutían más.

Pero, la mejor pista fue que la propia Laura dejó de seguir a Illescas en sus redes sociales, lo que mostraba que la pareja no estaba bien.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más