Estela Grande ha hecho una dura confesión durante esta semana en Gran Hermano VIP 7”: la joven perdió un bebé. La confesión tuvo lugar en medio de una conversación entre Irene Junquera, Alba Carrillo y Estela Grande en el salón. La esposa de Diego Matamoros reconoció que sufrió un aborto poco antes de contraer matrimonio en el verano del 2018. Nadie tenía conocimiento de este episodio que fue muy duro para la modelo.

A pesar de haber vivido este triste episodio poco antes de pasar por el altar, la pareja tiene muy claro que quieren ser padres

La influencer estaba explicando lo maravilloso que es su marido, sus grandes dotes para llevar a cabo las tareas del hogar, también, por el gran amor que le tiene y como siempre la ha apoyado en todo. Le ha dado muy buenos consejos a lo largo de su relación e, incluso, dentro de la casa, la joven piensa en que le diría su pareja si estuviera con ella.

Entre los defectos que tiene Diego, según su mujer, está ser muy cabezota. Pero, en medio de la conversación, Estela reconoció que perdió un bebé, cuando nadie sabía que la joven había estado embarazada.

Poco antes de pasar por el altar en el mes de julio del año 2018, la pareja recibió la noticia de que la joven estaba de doce semanas. Todo sucedió cuando, pocos días antes de la boda, la joven se sintió mal y tuvieron que ir al hospital.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Allí le comunicaron que estaba embarazada de tres meses, algo que ambos desconocían, pero el feto estaba fuera del útero por lo que tendría que abortar.

Para la influencer fue una mala experiencia, pero tiene muy claro que quiere ser madre, aunque ahora no es el momento

Sin duda, Estela se está mostrando cada vez más natural y empieza a tener unas conversaciones muy interesantes con sus compañeros, después de ser considerada un mueble por parte de varios seguidores del programa y después de ser acusada de intentar pasar desapercibida por el público.

La concursante asegura que fue un duro golpe para ella y para su pareja cuando recibieron la noticia de que el bebé estaba fuera del útero, se miraron y casi se mueren de la pena, pero están seguros de que serán padres, aunque en un futuro, ahora mismo no es el momento.

Estela Grande es la representante del clan Matamoros en la edición de “Gran Hermano VIP 7”, además de enfrentarse a su primera experiencia en Televisión (a pesar de estar casada desde el verano del 2018 con el hijo de Kiko Matamoros, la modelo nunca quiso entrar en el Universo de Mediaset).

Incluso, en el año 2018, en una entrevista realizada para Outdoor, de la plataforma digital de Mediaset, la modelo reconocía que no tenía ningún interés en la pequeña pantalla ni en ir a los programas donde iba su marido a contar sus conflictos con su padre.

La joven, que es modelo e influencer, sí ha realizado entrevistas para algunas revistas y ha acudido a los platós solo para acompañar a su marido, Diego.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más