Se han emitido advertencias climáticas severas para el territorio español después de que lluvias torrenciales arrasaron con los automóviles y los ríos estallaron en sus orillas. Al menos tres personas han muerto, y la región de Valencia está en Alerta Roja. El país se preparó para un clima más severo el viernes después de un día de inundaciones y vientos fuertes que se volvieron mortales.

Un hombre de 61 años y su hermana de 51 años murieron cuando su vehículo fue arrastrado por las rápidas aguas de la inundación.

El accidente ocurrió en el municipio de Caudete, a unos 100 kilómetros al suroeste de la ciudad de Valencia. Un tercer hombre murió cuando su automóvil quedó atrapado en un túnel en Almería que se llenó de agua.

El servicio meteorológico local AVAMET compartió imágenes de autos que fueron arrastrados.

También mostró torrentes de agua que envolvieron la ciudad cercana de Ontinyent, después de que el río Clariano estallara en las orillas por la lluvia más fuerte desde que comenzaron los registros de la agencia en 1917. "Tuvimos 300 milímetros de lluvia. No hemos visto eso en un siglo", dijo Jorge Rodríguez, alcalde de Ontinyent, a la emisora ​​pública española TVE.

Alerta roja

La Comunidad Valenciana ha sido puesta en alerta roja, y las autoridades dijeron que habían ordenado el cierre de escuelas en 84 distritos, afectando a más de 255.000 alumnos. Funcionarios en Murcia también ordenaron el cierre de todas las escuelas hasta el viernes. Alicante y Albacete también se vieron gravemente afectadas.

El Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, dijo que los servicios de emergencia estaban trabajando para minimizar los efectos.

"Nuestro agradecimiento por su trabajo y toda nuestra solidaridad con las miles de personas afectadas por las lluvias torrenciales", tuiteó Sánchez.

La fuerza del agua ha provocado inundaciones, desbordamientos, coches arrastrados, centenares de evacuados, cientos de miles de alumnos sin clases y daños materiales aún por cuantificar. Las fuertes lluvias y tormentas a menudo golpean la costa este de España a medida que el verano da paso al otoño, un fenómeno conocido como "gota fria" (la gota fría) o DANA (depresión aislada de gran altitud). Esto ocurre cuando el aire caliente saturado con agua del Mediterráneo se eleva para formar enormes columnas de nubes.

Este año será uno de los peores años registrados

Las regiones ya devastadas pueden esperar otros 150 mm (6 pulgadas) de lluvia hasta el viernes 13 de septiembre, según los meteorólogos de AccuWeather. Mientras que Ibiza permanece bajo alerta naranja, ya que se pronostican más tormentas durante el fin de semana. El aire polar helado es la razón detrás del clima extremo de España en los últimos tiempos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más