A lo largo del fin de semana, varios medios de comunicación se hicieron eco de la noticia: Kiko Jiménez había tenido que dormir en el calabozo por un problema con los agentes de la autoridad en Marbella. Según todas las informaciones, el joven iba acompañado de su actual pareja, la televisiva Sofía Suescun.

Kiko Jiménez, exnovio de Gloria Camila y actual colaborador de Mujeres y hombres y viceversa fue detenido en la localidad de Marbella durante la medianoche del pasado sábado tras ser el protagonista de un altercado con la autoridad que le habría llevado a pasar la noche (la del sábado al domingo) en un calabozo.

Sofía asegura que hubo un malentendido entre ambas partes

Sofía Suescun, bastante afectada por todo lo sucedido, ha explicado como fueron los hechos durante su participación en Viva la vida, a pesar de las pocas horas de sueño y el nerviosismo de haber vivido una situación semejante.

Según la ganadora de Supervivientes 2018 está alucinando con todo lo que ha pasado y cómo han sucedido las cosas. Además, está muy preocupada de que determinados individuos puedan ejercer la labor de policía, por la actitud que han demostrado.

Sandra Barneda, la presentadora del programa, intentaba quitarle hierro a las palabras de Sofía asegurando que la Policía lo único que hace es su trabajo.

Los hechos sucedieron así, según Sofía: la pareja iba en un coche, después de haber cenado con unos amigos, cuando se encontraron con un atasco en la zona de una rotonda de la ciudad. Según la policía, la pareja habría intentado saltarse el control sin escuchar las indicaciones realizadas por los agentes.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco MYHYV

No pudieron lograr su objetivo al ser detenidos por otro agente que les dio el alto.

Un testigo del incidente asegura que iniciaron una discusión con la Policía y Kiko no tuvo problemas a la hora de usar su teléfono móvil para grabar todo lo que estaba sucediendo. Sofía les dijo a los agentes que si no sabían quiénes eran. Por culpa de esta actitud chulesca, la policía decidió detener a Kiko por un delito contra el orden público, lo que le obligó a pasar la noche en el calabozo.

Los periodistas aseguran que el hecho de que Kiko intentara grabar a los agentes ya es un delito

Según Sofía, ellos se dirigían a un local de la ciudad, tenían la acreditación para poder entrar en el parking y un agente de la Policía no quiso dejarles pasar de ninguna de las maneras. Ellos llevaban mucha prisa y no les hicieron ni caso. Sofía explicó que, por los nervios del momento, la pareja entendió mal los gestos realizados por un agente: pensaban que les indicaban que podían pasar.

Pero, al llegar a la zona de abajo, otro agente les dio el alto. Después un agente de los de arriba les increpó por no hacerle caso y les dijo que les iba a denunciar por ello. Sofía asegura que el miembro de la Policía no tuvo problemas a la hora de amenazar a la pareja con una multa de unos 200 euros y con la pérdida de cuatro puntos. Pero, esto hubiera penalizado a una tercera persona que ni era Kiko ni ella.

Sofía asegura que salieron del coche con una actitud correcta con la intención de aclarar las cosas, pero, finalmente, se produjo un forcejeo entre Kiko y un agente.

Según Suso, Kiko tuvo una actitud chulesca, en todo momento, con los agentes. Y, esto provocó su arresto y que siga en la ciudad a la espera de que este lunes tenga lugar un juicio rápido contra el colaborador de Telecinco.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más