Alejandro Sanz, a pesar de estar separándose de su esposa desde hace casi una década, está pasando una época dorada: su hija mayor, Manuela, acaba de cumplir 18 años y, para el cantante, es un hecho único que demuestra lo rápido que pasa el tiempo.

El único problema es que, ahora, su imagen se ha vuelto pública y podrá aparecer en los medios de comunicación, algo que no sucedía hasta esta fecha y sus progenitores han sido capaces de proteger su imagen.

Manuela va a ser el centro de atención

Ayer, 28 de julio, la hija mayor de Alejandro Sanz cumplía los 18 años, una cifra muy importante para cualquier adolescente, ya que, implica ser mayor de edad y ya no estar protegida por la ley ante la presión de los medios de comunicación que querrán saber qué hace la joven por el mero hecho de ser la hija de uno de los cantantes españoles más importantes de la historia.

Lo poco que se conoce sobre la mayor de los cuatro hijos del cantante es que es una chica muy responsable, que adora a sus hermanos pequeños y acaba de terminar sus estudios de bachillerato, como cualquier chica de su edad.

Manuela nació de la relación de Alejandro Sanz con la modelo mexicana, Jaydy Michel. Una relación que tuvo lugar a finales de la década de los noventa y que fue portada de revista de medio mundo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Era la primera relación oficial del cantante español que siempre había sido muy discreto con su vida privada. Además, Alejandro Sanz llegó al punto más importante de su carrera en el año 1997 con el disco “Corazón partío”.

Manuela nació el 28 de julio del 2001 en Madrid, aunque apenas ha residido en España

Después de varios años de relación, la pequeña nacía el 28 de julio del año 2001 en la ciudad de Madrid.

Su presentación ante los medios de comunicación, en la puertas del hospital, fue inolvidable y muy emocionante por las lágrimas de felicidad de su madre, que se mostraba muy sensible durante ese momento. Era una niña muy esperada por la pareja y lo demostraban en cada gesto y en cada palabra que decían sobre la pequeña.

Pero, cuando Manuela tenía tan solo cuatro año de edad, sus padre se separaban, solo seis años después de celebrar una ceremonia en Bali, el 30 de diciembre del año 1999.

Un año más tarde de esta separación, el cantante tuvo que reconocer a Alexander, fruto de una relación extramatrimonial con una chica de nacionalidad puertorriqueña que trabajaba en el equipo del cantante. El niño fue concebido cuando todavía estaba casado con la modelo mexicana.

Desde que sus padres se separaron, la joven vive en México con su madre (y junto al jugador Rafa Márquez, el actual marido de la modelo, y su hermano pequeño).

Y siempre que han podido, padre e hija siempre se han visto. Según las personas que la conocen, es la que más se parece a su padre, al menos, físicamente. Pero, ha heredado la belleza de su madre y la dulzura de su familia mexicana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más