El caso por acoso sexual contra el actor Kevin Spacey ha sido desestimado y la pregunta es qué sucederá ahora con el actor, después de la campaña del #MeToo.

Los expertos no saben si el público, en general, será capaz de borrar todas las informaciones publicadas en contra del actor en los últimos años, y volver a ver un trabajo realizado por él, sin sentir algún tipo de rechazo. Hay que recordar que las leyes de Hollywood, hace bastante tiempo, sentenciaron a muerte la prolifera carrera del intérprete.

El juicio contra el actor Kevin Spacey, en la ciudad de Massachusetts, era desestimado

El actor había sido acusado por un presunto delito de acoso sexual contra el hijo de Heather Unruh, una presentadora de Televisión. El episodio habría tenido lugar en un bar llamado “Nantucket” y el proceso ha tenido que ser interrumpido por falta de pruebas. Incluso, el demandante llegó a admitir que el teléfono móvil, donde tenía las conversaciones que demostrarían que el actor le había acosado, lo había perdido.

Finalmente, la Fiscalía ha decidido apartarse de la investigación y Spacey ha salido del juzgado con la etiqueta de inocente. No es el único juicio al que tendrá que hacer frente el actor, aunque sí era el que iba más avanzado y parecía con una base más sólida.

Ahora, los medios se preguntan si el movimiento #MeToo, desde un punto de vista judicial, fue justo o injusto con el actor y si se respetó la presunción de inocencia a la que tenía derecho el actor, como cualquier otro ciudadano.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Algunos miembros de la plataforma aseguran estar esperando que el actor sea cazado en alguno de los juicios que le esperan.

Si el actor acaba siendo inocente en cada uno de los juicios, como ha pasado con el primero, no se sabe si el público podría olvidarse de todo lo que se ha publicado en estos años, en contra del actor, y podrían volver a ver un trabajo protagonizado por él, sin sentir un inmenso rechazo.

Algunos trabajos los ha perdido por estar acusado de abuso sexual

Netflix, por ejemplo, no tendría ningún interés en volver a trabajar con el actor que le ha hecho perder la friolera de 38 millones de dólares, según cálculos estimados de Fox News. Sería la estimación por los gastos establecidos por los capítulos de la serie “House of Cards” que se llegaron a grabar con el actor y jamás se emitieron, más el saldo negativo del fracaso de la última temporada de la mencionada serie, sin el personaje interpretado por el actor, el político sin ningún tipo de escrúpulo, Frank Underwood, y donde la actriz Robin Wright Penn tuvo que asumir todo el peso dramático de la serie, de un día para el otro.

Igualmente, la plataforma perdió dinero con el biopic sobre Gore Vidal cuyo actor protagonista iba a ser Spacey y que justo acababan de rodar cuando surgieron las primeras acusaciones por acoso sexual contra el actor.

La primera acusación vino de parte de un actor de la saga “Star Trek”, Anthony Rapp, que aseguró haber sufrido acoso sexual por parte del actor cuando solo tenía 14 años de edad. El actor pidió disculpas y tomó la decisión de reconocer su homosexualidad .

Pero, la comunidad LGTBI le dio la espalda y aumentó el escarnio por parte de la opinión pública.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más