Francisco Rivera, que acaba de celebrar el bautizo de su hijo, ha hecho público que su hermano Kiko Rivera estaba invitado a la ceremonia y que fue una pena que no pudiera ir por sus obligaciones, además de que toda la familia lo ha echado de menos. Esto podría significar que las diferencias entre los hermanos se han recrudecido.

El bautizo de Curro era uno de los actos más esperados de este verano por ser la reunión de la familia Rivera

Francisco Rivera está viviendo un momento único.

Tras celebrar este fin de semana el bautizo de su hijo pequeño Curro. Acompañado de toda su familia y amigos, el torero ha querido dejar claro que ha echado de menos a su hermano Kiko Rivera, que no ha estado presente en el bautizo. Este sería un nuevo episodio del culebrón de tiras y aflojas entre los hermanos Rivera.

El hijo pequeño del torero y Lourdes Montes, que se llama Curro, fue bautizado el pasado viernes en la iglesia de Santa Ana, en la ciudad de Sevilla. Estuvieron presentes todos los miembros de la familia Rivera, incluida Cayetana, la hija mayor del torero fruto de su primer matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo.

El torero intentó que no se conociera la fecha y el lugar del bautizo. Cuando le preguntaban cuando iba a tener lugar la celebración, aseguraba que sería dentro de muy poco, antes de terminar el verano.

Kiko Rivera aseguró que tenía que trabajar

Sin embargo, la ceremonia ha pasado a un segundo plano por culpa de una ausencia que nadie se esperaba: la de Kiko Rivera, y su esposa, Irene Rosales. En un primer momento, se aseguró que la pareja no iba a asistir por culpa de una serie de compromisos profesionales.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Al final, se ha descubierto cuál era la verdadera razón de esta ausencia: la pareja prefería asistir a la celebración de la boda de una pareja de amigos en la ciudad de Granada. Por tanto, habría mentido a su familia para no tener que asistir a un acto familiar junto a sus hermanos mayores.

La decisión por parte del hijo de la tonadillera de no asistir al bautizo de su sobrino pequeño, para algunos periodistas, indica que la relación entre los hermanos no es tan buena como se vende.

Según un colaborador del programa “Viva la vida”, José Antonio Avilés, Francisco Rivera habría tomado la decisión de volver a solicitar los trastos de la herencia de su padre que nunca se les ha entregado. Los que sí asistieron, a pesar de los rumores de que hay mala relación con la mujer de Francisco, fueron Eva González y Cayetano Rivera. Algunos periodistas indicaban que la presencia de Cayetano no iba a tener lugar por estar en plena temporada de eventos taurinos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más