El único superviviente del accidente de coche en el que murió José Antonio Reyes, su primo Juan Manuel Calderón, ha recibido el alta tras pasar cerca de dos meses en la Unidad de Cuidados Intensivos. Por tanto, el primo del futbolista ya habría vuelto a su casa y estaría recuperándose de las fuertes quemaduras y de las consecuencias del gravísimo accidente que le costó la vida a dos personas. Juan Manuel Calderón fue herido de gravedad en el mencionado accidente, pero su vida no corrió peligro.

Su familia ha podido respirar tranquila después de dos meses en el Hospital Virgen del Rocío en la ciudad de Sevilla.

Fuentes hospitalarias han enviado un comunicado a la agencia de comunicación EFE donde han explicado que el joven, de 22 años de edad, que viajaba en el lugar del copiloto, ya estaría en su domicilio tras pasar casi todo el tiempo en la UCI durante estos últimos dos meses, con medidas de tipo de soporte vital avanzado y con un tratamiento suministrado lentamente a causa de la alta gravedad de las heridas del accidente.

En el accidente de coche fallecieron el mencionado futbolista y otro primo

El accidente tuvo lugar el pasado 1 de junio cuando el coche en el que viajaban sufrió una salida de vía en el kilómetro 18 de la A-376, más o menos, en dirección a la localidad de Utrera, en el término de Alcalá de Guadaira. El vehículo acabó chocando contra un bloque de obras, volcó y terminó incendiándose. Aún se están investigando las causas que llevaron a que el coche, de alta cilindrada, fallase y se saliera de la vía.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Fútbol

El herido salió ileso del coche, pero se hirió con quemaduras graves al intentar salvar a sus primos que estaban dentro del vehículo en llamas

El joven había salido ileso del accidente, pero se quemó al intentar salvar la vida de sus dos familiares que acabaron falleciendo. Él mismo declaró ante la Guardia Civil que iban muy rápido, le dio la sensación de que el coche volaba, frase que luego fue cuestionada por una perito que aseguraba que el coche no iba a demasiada velocidad y que, lo más seguro, es que el accidente hubiera tenido lugar por un reventón en una rueda por una mala conservación.

El joven había salido ileso al salir despedido durante el choque del Mercedes Brabus del jugador de Fútbol justo en el mismo momento del impacto, lo que le permitió seguir con vida. El jugador era quien conducía el vehículo, mientras su otro primo, Jonathan Reyes, iba en el asiento de atrás y fue imposible salvarle. El primer informe de la Guardia Civil asegura que Reyes iba conduciendo a una velocidad entre 190 y 220 kilómetros por hora en un tramo cuya velocidad máxima era 120, por lo que pudo perder el control del vehículo y eso fue lo que provocó el mortal accidente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más