Beatriz Tajuelo, expareja de Albert Rivera, tendría muy claro que quiere iniciar una nueva etapa profesional como famosa y estaría llevando un plan para lograrlo, según cuenta medios como LOC, el suplemento rosa de El Mundo.

De esta manera, la anterior novia del líder de Ciudadanos se está convirtiendo en un rostro muy habitual en las inauguraciones, fiestas y alfombras rojas que se celebran durante la primavera y el verano. Por lo que se ha publicado en varios medios de comunicación, la joven tendría muy claro que quiere ser influencer.

Beatriz Tajuelo, de 38 años de edad y cuya profesión hasta hace unos meses era la de azafata, lleva un mes de junio con bastante ajetreo. Pero eso no tiene nada que ver con las imágenes de Rivera con su nueva novia, la cantante Malú, filtradas recientemente y después de la ruptura de la pareja el año pasado tras una relación sentimental que duró cuatro años.

Un cambio de vida que más bien representa un cambio de actitud

Durante su noviazgo con Albert Rivera, la entonces azafata solía ir un paso atrás de su pareja y máximo dirigente del partido naranja.

Pero, hoy en día, quiere brillar con luz propia. Y está recogiendo sus frutos. En una semana ha logrado estar en dos photocalls, logrando la atención de los medios de comunicación presentes en los eventos y demostrando que sabe cómo tratar a los fotógrafos y redactores. Además parece que sabe cómo hay que marcar la diferencia con los demás.

Ya hace unos meses se hablaba de un cambio en la vida de la joven, que estaba trabajando para quitarse la etiqueta de "acompañante de político" y quería crearse un nombre propio como imagen de marca.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión Parejas

El pasado 10 de febrero dio el primer paso para conseguir un cambio real en su vida al abrir su propia cuenta en la red social Instagram, en la que ya tiene unos 4.000 seguidores. Con los hashtags #noinfluenciable o #solomiopinión, Tajuelo recomendaba la peluquería a la que suele ir o la tienda donde había comprado unos zapatos. Y, de momento, sin cobrar por ello.

Aumenta el interés de las revistas por su presencia en actos

De un tiempo a esta parte, su cuenta ya se está llenando de eventos, invitaciones a estrenos, regalos...

De momento, la joven sigue trabajando en Barcelona, en la agencia de comunicación Light Sound Group y ya ha empezado a promocionar desde una clínica dental a un salón de belleza. Esto sí, previo pago.

Pero el gran paso fue la invitación que recibió el pasado mes de abril para estar en un evento organizado por la revista Vogue o la invitación para asistir a la fiesta por el centenario de la aviación en España, que tuvo lugar en la Embajada de Italia.

En ese momento, Beatriz inició su trabajo como fashion blogger, al explicar cada una de las piezas de su atuendo.

Todavía le queda mucho para estar a la altura de las grandes influencers, como la recién casada María Pombo. Pero la ex de Albert Rivera lo entiende y sabe que tiene que trabajar duro. Sin embargo, se muestra muy tranquila y con mucha seguridad a la hora de enfrentarse a esta nueva etapa laboral.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más