Según una biografía publicada sobre la vida de Harry de Inglaterra, éste estaba flirteando con una modelo cuando inició su relación con la entonces actriz Meghan Markle. La mencionada maniquí es la joven Sarah Ann Macklin, a la que habría conocido durante una fiesta privada.

Pero no era esta una relación pública, ya que ella, a su vez, mantenía una relación sentimental con David Gandy. Tampoco queda claro si Megan Markle estaba soltera en aquella época o continuaba su relación con el chef Cory Vitiello.

Según Angela Levin, la biógrafa del príncipe Harry, los inicios de su relación con la entonces actriz Meghan Markle no fueron tan claros como se dijo posteriormente.

Según ha revelado la autora del libro 'Harry: Conversaciones con el príncipe' en unas declaraciones realizadas en el periódico británico Express, al comienzo, la relación entre los actuales duques de Sussex no fue tan perfecta como lo es ahora mismo, a pesar de que a veces muestren que tienen carácter y riñan en público.

Al principio, ninguno de los dos tenía claro cuál sería el futuro de la relación o si la persona que tenían delante era el amor de su vida.

Todo el mundo sabe que la pareja se conoció durante el verano del año 2016 gracias a unos amigos que tenían en común y, desde ese momento, la química entre ambos fue incuestionable.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real Televisión

Luego viajaron juntos a África, él la fue a visitar a Canadá, y en el año 2017 se dieron el primer beso en público. En el año 2018 llegaría la boda. Y, ahora, son padres del pequeño Archie.

Según Levin, aunque la pareja ya se había conocido y había surgido la química, el príncipe seguía flirteando con una modelo a la que había conocido en una fiesta y a la que no paró de enviar mensajes a pesar de estar conociendo a Megan Markle.

Incluso durante las primeras semanas de relación con la actriz, el príncipe habría tenido varias citas con Sarah Ann Macklin, imagen de la marca Burberry, entre otras. Ambos se habían conocido en una fiesta privada y él no dudó en solicitar su teléfono y no paró de mandarle mensajes. Pero todo se quedó en un flirteo.

Después del viaje que la pareja hizo a África, la relación con la modelo se terminó

Pero lo verdaderamente sorprendente es que la maniquí también mantenía a su vez una relación con el también modelo David Gandy.

La relación entre Sarah y Harry era un secreto a voces, conocida por todo su círculo, a pesar de que ya existían especulaciones de una posible relación con Megan Markle.

En aquella época, las amistades de la joven aseguraban a los medios de comunicación que Gandy había escuchado que el príncipe Harry estaba detrás de su chica y él quería recuperarla. Ella llegó a tener detrás al nieto de la Reina y al modelo masculino más importante del país.

La modelo llevó la situación con la mayor discreción posible

Una de las razones por las que, al final, Harry prefirió a Megan Markle antes que a la modelo fueron sus diferentes estilos de vida. Mientras Sarah llevaba una vida muy sana y no bebía alcohol, Harry no parecía muy interesado en compartir su vida con una persona de estas características.

Macklin, que actualmente tiene 29 años de edad, ha sido modelo de marcas como Ralph Lauren o Dolce & Gabbana.

Además es licenciada en nutrición y trabaja en una de las clínicas más prestigiosas de Londres.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más