Belén Esteban se dará el esperado "sí, quiero" con su pareja Miguel Marcos este sábado tras haber pasado un año de haberse comprometido. La última hora de la pareja viene a causa de la organización que está realizando de tal esperado día, donde algunos medios de comunicación se hacían eco hoy de la noticia que indica que existiría la posibilidad de que la princesa del pueblo y su chico hubiesen pedido a los empleados que trabajarán para ellos en dicho día que firmasen un contrato de confidencialidad, al más puro estilo celebrity, para que nada de lo que suceda durante la boda pueda ser contado después públicamente.

Además de eso, hay otras indicaciones que supuestamente la pareja ha dado para que todo salga perfecto en el día que lleva esperando durante tanto tiempo.

Primera petición: sin móviles

Los trabajadores se comprometen a no llevar móviles ni ningún tipo de aparato que pudiese facilitar la grabación audiovisual. Es entendido por todos que esta petición ha sido realizada para salvaguardar la privacidad de sus invitados, que no son en su mayoría anónimos, sino que también acompañarán a los novios en este día varios compañeros de diversos programas de Televisión quienes sí que necesitarían proteger su privacidad y asegurarse de que pueden disfrutar del enlace sin que después aparezcan sus imágenes por todas las redes sociales de nuestro país.

Segunda petición: situación laboral regularizada

Todos los trabajadores tienen que estar dados de alta. Según comenta el periódico El Español, tanto Belén Esteban como Miguel han pedido que todos los trabajadores que se encuentren en el lugar el día del enlace se encuentren en una situación profesional regularizada, de lo contrario ellos no se harán cargo si se diese el caso contrario y estarían exentos de cualquier tipo de responsabilidad.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Tercera petición: acceso a la lista de invitados

Los empleados tendrán acceso a la lista de invitados. Es decir, todos los profesionales que se encuentren ese día dentro de la celebración de la colaboradora serán perfectamente conscientes de qué invitados tienen que atender por si tuviesen cualquier tipo de duda. Cabe destacar que entre los invitados que forman parte de la lista de bodas lo cierto es que no se encuentra ninguna de las parejas de dichos afortunados, dado que la pareja quería recortar gastos invitando exclusivamente a los más importantes para ellos.

Cuarta petición: máxima discreción

Y es que han repetido por activa y por pasiva que lo que más desean en este día tan importante para ellos es que sus invitados, tantos los que trabajan en medios de comunicación como los más anónimos, puedan disfrutar de una velada agradable, sin pensar ni preocuparse de todo lo que pueda filtrarse después.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más