Violeta Mangriñán, la concursante de la última edición de Supervivientes está envuelta en polémicas tras los últimos acontecimientos sucedidos. La joven, que abandonaba el concurso por problemas personales el pasado jueves, durante la gala, no aclaraba ni ella ni la organización del reality show de supervivencia el verdadero motivo de su abandono y se limitaban a explicar a a la audiencia que se trataba de un problema personal que únicamente podía solucionar en Madrid. Esta falta de información ha hecho que los espectadores de Supervivientes 2019 comiencen a especular con los motivos de su abandono, y el más sonado era un supuesto embarazo.

Anuncios
Anuncios

Confirman desde el entorno de Violeta que se trata de un problema de salud

Sin embargo, parece que la realidad es bien distinta y el entorno más cercano de la joven ha confirmado al espacio televisivo de 'Cazamariposas' que la valenciana habría abandonado el concurso por un trastorno alimenticio. Concretamente una amiga de Violeta Mangriñán llamaba Anabel, ha admitido a las cámaras del programa de Divinity que Mangriñán "es una niña con bastantes dificultades a la hora de comer".

Anuncios

En el mismo programa, informaban que aunque en un primer momento la familia de la joven estaba preocupada porque no sabían el motivo de su abandono, ahora se encuentran tranquilos y fuentes cercanas a la joven, admiten que se trata de un problema grave, pero que tendría solución en un principio.

Labrador admite que es un problema de salud y que no regresará a Honduras

Además, Labrador, compañero de Violeta en el 'Crazy Tryp Thailandia' ha confesado a 'Cazamariposas' que se trata de un problema de salud y que no volverá a la isla después de ver lo que está sucediendo en España.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Supervivientes

Pero es la amiga de Violeta, Anabel, quien confirma que se trata de un problema alimenticio y que desde hace un tiempo, estaba malita, eso sí, a diferencia de Labrador, cree que Violeta volverá a la isla después de que su trastorno se solucione en Madrid.

La propia Violeta admitió públicamente que en un pasado tuvo problemas con la alimentación

Sin embargo, no se trata de la única ocasión en la que Violeta habría sufrido este tipo de trastornos, pues la joven ya admitió en su momento que en el pasado tuvo problemas alimenticios, después de que sus seguidores insinuaran que estaba demasiado delgada durante una temporada que había perdido unos 3 kg de peso, pero que en la actualidad no los tenía, lo que lleva a pensar que la valenciana arrastra con un problema alimenticio un largo tiempo y que podría haberse acentuado en Honduras, donde los concursantes están sometidos a una gran presión y apenas tienen nada para comer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más