Felipe VI y Letizia vuelven a ser protagonistas en la prensa rosa, esta vez, en relación a su matrimonio. Pese a que más de una vez ha pesado sobre ellos los rumores de una separación debido a una mala relación entre ambos, las últimas informaciones dejan en evidencia que las diferencias familiares serían el principal motivo que lleva a Felipe VI y Letizia a distanciarse e incluso a protagonizar broncas.

Anuncios
Anuncios

Así han informado diversos medios que la relación de la consorte y el monarca está viéndose afectada a raíz de la nula relación existente entre los reyes eméritos Juan Carlos I y Sofía y las infantas Elena y Cristina con Felipe VI.

Rumores de divorcio entre el matrimonio por el carácter de Letizia

Si hace tan sólo unas semanas, numerosos espacios televisivos ponían de manifiesto que los reyes eméritos habían decidido cortar relaciones con la reina Letizia por considerar a ésta principal culpable de la nula relación existente con su hijo Felipe VI, ahora, los rumores de divorcio están sobrevolando al matrimonio.

Felipe VI y Letizia en imagen de archivo
Felipe VI y Letizia en imagen de archivo

Al parecer, la personalidad de la reina Letizia estaría siendo uno de los impedimentos que no deja avanzar a la pareja en su matrimonio, llegando al punto de apartar a Felipe VI de su círculo de amistades y de su propia familia.

Un acercamiento de Felipe VI al resto de su familia, motivo de la crisis matrimonial. Pese a que han sido numerosas las ocasiones en las que los rumores de un divorcio han afectado a la pareja, lo cierto es que esta vez sería irreconducible el asunto, y fuentes próximas a Zarzuela dejan en evidencia que el malestar entre los monarcas es palpable, llegando al punto de discutir o no dirigirse la palabra en determinadas ocasiones.

Anuncios

No obstante, lo más significativo de esta desavenencia entre la consorte y su esposo tuvo lugar en Semana Santa, momento vacacional en el que el rey Felipe VI decidía tener un acercamiento con su familia, los reyes eméritos y las infantas.

Una situación que se repetiría tras el desapego de los reyes Juan Carlos I y Sofía

Ante esto, Letizia se ha negado a normalizar las relaciones familiares en lo referente a los reyes Juan Carlos I, Doña Sofía y las infantas Elena y Cristina, algo que habría afectado al matrimonio de los monarcas hasta el punto de hablar de grave crisis matrimonial que podría desencadenar en divorcio.

Una situación que ya se ha producido en el seno de la Casa Real, concretamente en el matrimonio de los reyes Juan Carlos I y Sofía, quienes pese a no haberse divorciado, hacen vidas completamente separadas y ajenas. De este modo, la consorte y su marido estarían viviendo una nueva crisis sobre la que existe un gran hermetismo en Zarzuela, pues una crisis matrimonial podría afectar al reinado de Felipe VI

Haz clic para leer más