Maite Galdeano, madre de Sofía Suescun y defensora a ultranza de su primogénita, vuelve a ser el centro de atención una vez más y no precisamente por defender a su hija, sino por no presentarse en la gala de GH DÚO celebrada el pasado jueves.

Maite no se presenta a la gala de GH DÚO aduciendo problemas de salud

Desde que comenzarA la edición de GH DÚO, allá por el mes de enero, Maite Galdeano ha sido la defensora de su hija Sofía Suescun. La mayor ilusión de Maite era que su hija pudiera hacer un triplete, siendo la única concursante de un reality que hubiera ganado en tres ocasiones.

Anuncios

Sin embargo, Sofía no se postuló en este reality como favorita, siendo expulsada al ser nominada para más tarde ser repescada por la audiencia y al ser nominada de nuevo, salir expulsada por segunda vez. El comportamiento de Sofía con Alejandro Albalá y la posible mala defensa de Maite a su primogénita, habrían provocado la salida de la joven de Gran Hermano tras ser nominada por sus compañeros y finalmente expulsada por la audiencia.

Cristian, también hijo de Maite Galdeano, fue preguntado por Jordi González la razón de que Maite no estuviera en plató teniendo en cuenta además que Sofía Suescun era muy probable que fuera expulsada.

El hijo de la protagonista confesaba al presentador que su madre sufría ansiedad y depresión provocada por la enfermedad que padece y por todo el acoso que sentía de los espectadores hacia ella y su hija. Maite parecía haberse rendido y así lo creyó la audiencia y hasta el propio presentador.

El motivo no era ansiedad o depresión, su ausencia se debía a un retoque estético

Según la revista Lecturas, Maite no asistió a la gala tras pasar por quirófano nuevamente, ya que hace pocos meses también se sometió a unos retoques estéticos.

Anuncios

Maite Galdeano podría haber engañado tanto a la organización del programa como a la audiencia tras la expulsión de su hija aquella misma noche, su madre hubiera ido arroparla y a darle ánimos.

Lo sucedido ha creado en las redes sociales multitud de críticas hacia la protagonista a la que tachan de ser "un mal ejemplo" para Sofía y aconsejan a la joven apartarse de su madre y tomar sus propias decisiones. Tras la pillada en la mentira, Maite ha llorado de manera desconsolada, aunque la contestación de los seguidores de Sofía es que el daño ya está hecho y la credibilidad de la protagonista es cada vez menor. Sofía no se ha pronunciado de momento al respecto.