Desde que Julio Ruz fue expulsado de Gran Hermano Dúo de forma disciplinaría por la organización parece que no le ha ido bien al volver a la vida normal. Sus apariciones en Televisión han sido muy escasas y parece que profesionalmente no se encuentra en su mejor momento. Tan mala es su situación que incluso la Fiscalía le pide por un fraude a la Agencia Tributaria dos años de prisión y el pago de una multa de 14,5 millones de euros. Una deuda que lleva arrastrando mucho tiempo.

Anuncios
Anuncios

La condena para Julio Ruz

Las escasas apariciones de Julio Ruz en televisión han saltado las alarmas puesto que inicialmente, según fue expulsado de Gran Hermano Dúo formaba parte de los titulares de cada programa del reality día tras día. Pero estas ausencias se deben a que tiene un problema legal con Hacienda. La Fiscalía le culparía a él y a su tía Valvanera de haber defraudado a Hacienda unos 729.505 euros. Tanto la expareja de María Jesús Ruiz y su tía habrían ido a declarar el pasado miércoles a los juzgados y se enfrentarían a dos años de cárcel y con la obligación de pagar una multa de 14,5 millones de euros.

El Fiscal les acusa de que Julio Ruz y su tía habrían creado un "entramado de empresas" formada por varias empresas que se dedicarían a la gestión de bares y varios negocios de restauración y discotecas. La Fiscalía también comunica que en los contratos de los trabajadores que tuvieran saldría que pagaban todas las tasas de la Seguridad Social, pero luego esas cantidades que debían ingresas no las recibía la Tesorería. "Prácticamente todas las empresas se dedicaban a la misma actividad aunque aparentemente son empresas diferentes", comunicaba el Ministerio Público ante las acusaciones de Julio Ruz y Valvanera.

Julio Ruz no niega la deuda

Antes de que el exconcursante de Gran Hermano Dúo recibiera todas estas acusaciones, él admitió la deuda y comunicó que no la habría pagado porque no disponía de dinero para hacerlo.

Anuncios

También optó por no dejarle ninguna responsabilidad a su exmujer María Jesús Ruiz, ya que la deuda era únicamente de él. En este caso, la principal prueba para pedir todos los cargos ha sido un informe que presentó un subinspector de empleo y de la Seguridad Social en el que se manifiesta que el propio Julio Ruz no quiso facilitar el trabajo en la investigación sino entorpecerla.

En dicho informe se refleja que su tía fue retrasando las fechas para facilitar la documentación que les habían pedido durante más de ocho meses.

También figura que al inspector de empleo y Seguridad Social le llamó la atención que un trabajo de las empresas de Julio Ruz había sido despedido por motivos disciplinarios y al día siguiente estaría dado de alta de nuevo en otra empresa del mismo grupo que tenían tanto él como su tía Valvanera.

Haz clic para leer más