Después que la casa de Toño Sanchís saliera en subasta para saldar la deuda que debía pagar a Belén Esteban, la polémica entre ambos no ha cesado; esta vez, se ha centrado en quién se va a quedar finalmente el inmueble del exrepresentante de la "Princesa del pueblo". El próximo 15 de abril será cuando se haga oficial el nombre del dueño del disputado chalet de Villanueva del Pardillo.

La estrategia de Belén Esteban

La colaboradora de Sálvame comentó que había realizado una estrategia para poder recibir el mayor importe de la deuda que Toño Sanchís le debe pagar.

Anuncios

Ésta decidió participar en la puja por el chalet de Toño hasta llegar a pujar 375.000 euros. Después de llegar a esa cantidad, Belén decidió no participar más puesto que si lo hacía acabaría perdiendo dinero y su único fin era poder recibir la cantidad máxima de la deuda que tenía que pagar su exreprensentante.

En cuanto a los movimientos de la puja, la colaboradora y sus abogados observaron que había una persona pujando a partir de que la puja consiguiera una cantidad superior al precio base. Al superar esa cantidad, se sabía que los subasteros no eran los que estaban participando en la puja, puesto que si pujaban más perdían dinero, así que, según sus sospechas, podría ser alguien encargado a pujar en nombre de Toño Sanchís. Esa persona ganó la puja por 376.000 euros.

Finalmente se queda con el chalet de Villanueva del Pardillo

Después de todo el proceso de puja, según ha comentado María Yagüe en el diario "El Mundo", podría ser que, finalmente, quién se quedará con el chalet de Toño será la propia Belén Esteban puesto quién inicialmente ganó la puja se echó para atrás al enterarse de que además de pagar el inmueble por 376.000 euros que es lo que pujó, debía pagar en su totalidad la hipoteca que traía el chalet por un total de 260.000 euros.

De esta forma, la colaboradora de Telecinco no tendría que pagar los 375.000 euros por los que pujó para conseguir la casa, solo debería pagar la deuda de la hipoteca y unos 8.000 euros de impuestos.

Anuncios

Belén Esteban ha comentado que si esto fuera verdad su intención es vender la casa por unos 600.000 euros. En este sentido, la princesa del pueblo considera que no será algo complicado ya que los inmuebles de esa zona se están vendiendo por 565.000 euros y ésta cantidad podrá aumentar a un importe mayor puesto que Toño Sanchís realizó una renovación en la casa antes de que saliera a subasta.