Laura Escanes, la modelo e influencer, mujer del publicista Risto Mejide daba la noticia hace apenas unos días de que se encontraba esperando su primer hijo junto a su esposo, Risto Mejide. La modelo, que en más de una ocasión ha sido preguntada por algunos detalles de su embarazo, ha querido usar su cuenta oficial en la red social de Instagram para informar a todos sus seguidores del proceso del embarazo respondiendo a diversas preguntas que algunos de sus seguidores de Instagram le hicieron de forma aleatoria, todas relacionadas con el bebé que espera junto al presentador de Televisión.

Anuncios

Le adelantó la noticia a su marido comprándole un predictor, unos patucos y un body

La joven, con tan sólo 22 años, espera su primer hijo con Risto, y ha confesado a los seguidores de qué forma le contó a su marido que iban a ser padres. La influencer admite que ella lo sabía ya, pero se adelantó comprándole algunas cosas muy significativas para darle la noticia, entre las que se encontraban un body de recién nacido donde ponía "mis papás molan mucho", unos patucos y un predictor marcando las dos líneas positivas que dejaban constancia de su embarazo.

Confiesa que el bebé que viene en camino es buscado y vino muy rápido

Además, Laura Escanes ha querido zanjar las dudas entre los seguidores y ha confesado abiertamente que el bebé que viene en camino se trata de un hijo buscado y deseado por la pareja, pues admite: "¡Fue buscado y vino muy rápido!". Además, la joven señala que han sido numerosas las ocasiones en las que le habían preguntado por un supuesto embarazo, pues tanto en redes como en la prensa, se habló de esa posibilidad, algo que ella negó dado que no era verdad en un primer momento.

Anuncios

El matrimonio no quería hacerlo público de forma inminente

Pese a que la noticia ha tenido una buena acogida para la pareja, la propia Laura Escanes confiesa que tanto ella como Risto querían haberlo guardado en secreto o directamente no hablar sobre el tema con la finalidad de no hacerlo público y tener más tranquilidad. Sin embargo, la noticia ha sido bien acogida por los seguidores de ambos.

Por otro lado, la catalana ha demostrado que no todo es alegría y felicidad en un embarazo y ha hecho partícipes a sus seguidores de Instagram de sus náuseas del principio de la gestación, apareciendo en un váter echada y con cara de cansada.

La joven ha admitido que dependiendo del día, lo lleva mejor o peor y está algo cansadilla, pero repleta de felicidad.