Isabel Rábago, la colaboradora de espacios del corazón en Telecinco y actual secretaria de comunicación del Partido Popular sigue en el foco tras su tuit sobre el feminismo que ha levantado una oleada de críticas.

La periodista, que escribió en su perfil de la red social de Twitter que ella no era feminista, sino femenina y que le gusta ser mujer, la que ella quiera ser y no la que quieren que sea, las respuestas la red social no tardaron en llegar y una de las más sonadas ha sido la de la presentadora de informativos Carme Chaparro, quien le ha expuesto públicamente lo que es el feminismo.

Chaparro deja en evidencia a Rábago explicándole lo que es el feminismo

La periodista habría dejado en evidencia a la tertuliana de Televisión preguntándole si creía en la superioridad del hombre sobre la mujer y al instante, le aclaraba lo que era el feminismo, la doctrina que promulga que hombres y mujeres tienen los mismos derechos, y no lo contrario al machismo, como muchos creen.

La respuesta de Carme Chaparro fue muy aplaudida en Twitter, donde los usuarios apoyaron el planteamiento de la presentadora.

Sin embargo, tan solo un día después, ha sido Sonsoles Ónega en su espacio televisivo de 'Ya es mediodía' donde dio paso a que su tertuliana, Isabel Rábago, respondiera a Carme Chaparro en directo y se retractara de sus palabras sobre el feminismo.

Sin embargo, la secretaria de comunicación del Partido Popular no lo hizo así y Rábago seguía manteniendo su misma postura en torno al feminismo, afirmando que ella es contraria “al feminismo que impone la izquierda”.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Visiblemente enfadada ante las cámaras del espacio televisivo de Telecinco, la tertuliana admitía que era una sorpresa para ella ser foco en las redes por mujeres que le daban lecciones sobre feminismo.

La tertuliana no pide perdón por su patinazo sobre el feminismo en redes sociales

Y sin dar nombres, respondía a Carme Chaparro, sin dar nombres, que ser feminista nunca es señalar a una compañera de profesión, sino censurar los insultos que ella estaba recibiendo.

La tertuliana proseguía afirmando que ella diariamente defiende a las mujeres y no es necesario que le pongan etiquetas.

Finalmente, Rábago, lejos de matizar sus palabras, argumentó que no iba a hacerlo porque ella lucha porque exista igualdad entre mujeres y hombres, pero no de la forma en la que algunas quieren que lo haga.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más