Según nos informa la revista Lecturas, Isabel Pantoja ha tenido un mes de febrero bastante malo, lleno de complicaciones que lleva arrastrando desde hace mucho tiempo, pero informan que podría haber llegado el momento en el que la tonadillera hubiera tocado fondo.

La delicada situación económica de Isabel Pantoja

El pasado doce de febrero el contrato que vinculaba a la tonadillera con Universal, una discográfica conocida finalizó por lo que ahora mismo la artista se encuentra sin una compañía. Esta discográfica dio a Isabel Pantoja 800.000 €, un dinero que utilizó la tonadillera para saldar su deuda por blanqueo de capitales, en la cual debe un millón de euros, delito por el que estuvo presa durante dos años en Alcalá de Guadaira.

Anuncios

Una periodista de La Razón ha revelado que este contrato con la discográfica Universal se podría renovar si Isabel Pantoja hubiera aceptado la condición de hacer una bajada de su caché y también en el número de músicos para sus conciertos.

Desde una cuenta de club de fans aseguraban que la discográfica quería renovar el contrato con Isabel y hacer galas, pero con un cache más bajo de 100.000 €, por cada concierto algo a lo que Isabel Pantoja se negó, al igual que a renunciar a los 70 músicos que la han acompañado desde 2016, Universal afirma que no le sale rentable, pero que debería de reclamar al haber estado tiempo sin actuar por un contrato de exclusividad.

En febrero también ha finalizado el plazo con una productora mexicana para llegar a un acuerdo sobre la serie que se iba a realizar de la vida de Isabel Pantoja. La productora adelantó 360.000 € que nada más cobrar Isabel la empresa fue investigada por Hacienda, ya que se creyó que el dinero se lo podría haber traído Pantoja desde el extranjero, ya que todo lo que realiza la tonadillera está fiscalizado y al ser un dinero proveniente de fuera de España, pensaron que estaba trayendo metálico del extranjero.

Anuncios

Sus problemas podrían haberla hecho pensar en el suicidio

Cristina Fernández, periodista, se ha hecho eco de alguien que conoce muy bien Isabel Pantoja, de que su estado de ánimo está bajo mínimos, debido por un lado a la delicada salud de su madre y a los disgustos que se ha llevado con sus hijos Kiko e Isa, hasta el punto de que a veces ha pensado en tomarse un bote de pastillas y así terminar con su vida. Está alarmante frase que Cristina asegura ser cierta, daría reflejo del horrible horizonte que se le avecina a la cantante y a las pocas ganas de seguir luchando.