La cantante Isabel Pantoja interpuso una demanda en contra de sus anteriores amigas, Las Mellis, el año pasado, por unas declaraciones que estas realizaron en programa de televisión, y que para la tonadillera, eran un atentado en contra de su honor y de su intimidad. Las Mellis se habían convertido en un dolor de cabeza para la familia Pantoja.

El juicio se realizó este lunes, con la petición del Ministerio Fiscal al juez, que desestime la demanda, petición que de ser admitida, acabaría con la posibilidad que se produzca un juicio.

Anuncios

La demanda de la Pantoja contra Las Mellis

Pantoja en su demanda pedía ser indemnizada con la cantidad de 250.000 euros por parte de cada una de las hermanas, demanda que la Fiscalía ha solicitado sea desestimada, lo que podría provocar que el juez la archive.

La demanda fue provocada por las declaraciones dadas por Raquel y Bibiana, Las Mellis, en las que contaron que Isabel Pantoja había supuestamente, realizado amenazas en contra de Dulce, que en ese momento era su niñera, en las que le dijo que la iba a tomar del cabello y tirarla por las escaleras, según aseguran haber escuchado.

La testigo principal de Las Mellis y quien debería declarar ante el juez en Madrid, Dulce Delapiedra, no acudió a la audiencia, a pesar de haber dado su palabra a las hermanas de su asistencia, y a pesar que según ella misma dijo, "estaba deseando verle la cara a su ex jefa".

Las Mellis siempre se han mantenido firmes en sus declaraciones, y según ellas, no se arrepienten de sus acciones, ya que según ellas no se habían comportado mal, sino que la que lo había hecho era Isabel, de quien dijeron no era tan buena como aparentaba ser.

Anuncios

La reacción de la tonadillera

Isabel Pantoja se va a quedar sin recibir su indemnización, ya que estaba esperando recibir de ganar el juicio, de parte de las exparticipantes de Supervivientes, lo que se suma a la tensa relación con sus hijos, al robo ocurrido en Cantora y a la cancelación de su gira musical. Todo esto le ha sentado muy mal según la prensa rosa, porque nada le estaría saliendo bien en los últimos meses a la cantante.

La relación de la cantante con Dulce es de hace bastante tiempo, siendo primero niñera de Kiko y luego de Isa. Pero cuando Isa quedó embarazada en el 2013, la relación de la niñera con Isabel se deterioró, ya que la empleada decidió apoyar a la hija de la cantante, provocando así el fin de la relación laboral y con la familia.