El rey emérito Juan Carlos I ha vuelto a ser noticia tras su última aparición pública. El monarca, que llevaba algunos días sin ser fotografiado públicamente, reaparecía ante los medios la pasada noche del viernes con un fuerte moretón en el ojo izquierdo y una herida en el mentón que estaba cubierta con un apósito. Y es que, tras una larga temporada sin aparecer públicamente, el monarca acudía la pasada noche a la presentación de los carteles de la feria de San Isidro en la plaza de toros madrileña de Las Ventas.

Anuncios

Los asistentes, preocupados, le preguntaron por el hematoma de su rostro

La preocupación entre los asistentes al ver a Juan Carlos I con el moretón bajo su ojo izquierdo era palpable durante la presentación de los carteles de la próxima feria, que llegaron a preguntarle al monarca por su aspecto y el origen del moretón. Ante tantas preguntas, el rey emérito confesaba que las heridas de su cara habían sido por una intervención a la que se ha sometido últimamente. Más tarde, la Casa Real ha preferido quitarle hierro al asunto confirmando que al emérito le habían quemado una mancha en la piel, lo que ha provocado un derrame sin apenas importancia.

Acudió al acto acompañado de la infanta Elena y sus dos hijos .El acto oficial al que asistió el rey emérito no estaba añadido a la agenda oficial de la Casa Real; sin embargo el monarca ha sido recibido en la puerta por las autoridades y apoyado con un bastón, el emérito llegaba a las Ventas junto a su hija y sus dos nietos, Froilán y Vitoria Federica.

Y es que, es habitual ver al rey emérito en actos públicos relacionados con la tauromaquia; el último de ellos, tuvo lugar hace apenas dos semanas en Olivenza, al que acudió sin ningún tipo de hematoma en su cara y en las últimas fotografías hechas públicas por la Casa Real, de hace tan sólo dos semanas, el monarca aparecía sin moretones.

Anuncios

Ovacionados a su llegada a la plaza de toros de Las Ventas

La deteriorada imagen del emérito Juan Carlos I, con un moretón en el ojo y bastón en mano, ha sorprendido a los asistentes, quienes no han dudado en darle una ovación a su llegada a las Ventas tanto a él como a su hija, la infanta Elena, por la gran afición que a ambos les une a la tauromaquia. Sin embargo, no han sido ellos los únicos asistentes al acto, que también ha contado con la presencia de rostros políticos de nuestro país como Díaz Ayuso o Abascal, el líder de la formación ultraderechista de VOX.