En febrero de 2016, un grupo de actores contratado por el Ayuntamiento de Madrid consiguió que fuera muy conocido debido a que sembró la polémica con una actuación de títeres. En dicha obra, el grupo de actores enseñó una bandera en la que decía "Gora Alka-Eta" e incluso también hizo la representación de varios ahorcamientos de varios jueces e insultos y vejaciones a monjas. Toda esta obra que realizó la presidieron niños pequeños.

Debido a que era una obra que no era adecuada para niños pequeños, la policía decidió denunciar al grupo de actores que decidió representarla y detuvo a dos de sus integrantes. Pero finalmente se archivó lo ocurrido sin que ninguno de los acusados tuviera ninguna multa y cayendo toda la responsabilidad en la alcadesa de Madrid, Manuela Carmena.

La demanda en contra de Eduardo Inda

Después de todo lo sucedido, uno de los actores ha decidido tomar acciones legales en contra de Eduardo Inda, director de OK Diario.

Para el actor que ha realizado la demanda, Alfonso Lázaro de la Fuente, que ha sido aceptada por el juzgado, Eduardo Inda ha incumplido el derecho del honor, de la intimidad y de la propia imagen del actor.

Esta demanda se debe a que el propio Eduardo Inda llamo "proetarras" al grupo de titiriteros en varias ocasiones en la web del periódico OK Diario que el propio Eduardo dirige.

Los detalles de la demanda

En dicha demanda se comenta que "se realiza una vinculación muy clara de dos miembros del grupo de actores con la banda terrorista ETA".

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

También han adjuntado 22 noticias de la web de OK Diario donde se demuestra que culpan de formar parte de la banda terrorista ETA a los denominados "Titiriteros de Carmena".

Por otro lado, en la demanda también se defienden con que la obra que representaron en febrero del 2016 llamada "La bruja y Don Cristóbal" era únicamente para adultos y no para niños pequeños y que fue el Ayuntamiento de Madrid el que hizo publicidad de la obra como una actuación para menores de edad.

También afirman que no creen que los niños se hayan enterado del fin de la obra puesto que estaba representada en idioma esperanto y era un tema que a edades tan escasas no podía ser entendido por los pequeños.

Alfonso Lázaro pide que el director de OK Diario y la empresa responsable de dicho medio, Dos Mil Palabras S.L, pague como multa unos 15.000 euros y la publicación de la sentencia de la demanda en la web del periódico durante una semana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más