Bea 'La Legionaria' se suma a la ola de VOX. La que fuera concursante de 'Gran Hermano 6' asegura que es una ferviente admiradora del líder de la formación de extrema derecha, Santiago Abascal. "Lloro cuando le escucho hablar", ha llegado a afirmar la ex gran hermana.

La madrileña, en una entrevista concedida al diario digital El Español, ha desvelado ser "militante" del partido ultra e ir "a muerte" con su presidente. "Para mí VOX es todo", explica antes de congratularse de que "por fin hay alguien que mira por España". "Alguien que nos va ayudar. Alguien de verdad", remacha.

Anuncios

'Abacal es como yo, pero vasco y con barba'

A sus 38 años y madre de un niño de 11, ve a Abascal como "alguien que no tiene miedo" y, por ello, tiene toda su admiración. A pesar de su pasión por la formación verde, Bea reconoce que aún no ha acudido a ningún mitin de VOX.

"No he podido", se excusa. Explica que iba a acudir al acto que los de extrema derecha prevén celebrar en los próximos días en el Palau Sant Jordi de Barcelona, pero que cuando fue a apuntarse "estaba todo lleno".

Pero no le importa, porque siente que a Santiago Abascal lo lleva "en el alma". La histórica habitante de la casa de Guadalix de la Sierra cree que el político de Llodio es como ella "pero con barba y vasco". En la conversación con el periódico de Pedro J. Ramirez, 'La Legionaria' se define como una ciudadana española de "derechas, monárquica y democrática".

Anuncios

Popular por ser una de las participantes con más carácter que han pasado por el reality show estrella de Telecinco, Bea ha sido entrevistada también esta semana en el nuevo programa informativo 'Cuatro al día', que Carme Chaparro presenta cada tarde en la cadena de Mediaset.

'Terror' a las feminazis de izquierda

Con motivo de la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, 'La Legionaria' aparecía en el espacio televisivo para dar su visión sobre el feminismo.

La conexión terminó con la también concursante de 'GH: El reencuentro' mandando callar a la entrevistadora.

Pero antes de marcharse, la soldado dejó algunas perlas. Cree que la igualdad entre hombre y mujer se consigue "trabajando día a día, no gritando y pintándose las tetas de negro". También asegura que tiene "terror a las feminazis de izquierda", en las que no se ve representada como mujer de "derechas" que dice ser.

Preguntada por si tenía algún argumento más para rebatir el feminismo, Bea insistía en criticar a las que "se pintan las tetas", acusando a Chaparro de no permitirle que continuara dando su opinión: “Deja de interrumpirme", le espetó.

Anuncios