Verdeliss ha alcanzado la fama en Youtube gracias a exponer su día a día. Ella y su marido, Aritz llevan años grabando secuencias de los momentos más importantes de su pareja y, en consecuencia, de sus hijos. Sin embargo, los últimos vídeos e instantáneas podrían traerle problemas a la pamplonica y a su marido.

El especial caso de Miren

Verdeliss comenzó su aventura en la gran pantalla hace unos meses, cuando decidió entrar a la casa de "Gran Hermano VIP" embarazada.

Allí vivió varias revisiones y la primera ecografía de la pequeña se realizó en prime-time de la cadena de Paolo Vasile. Unas decisiones que le costaron las primeras críticas de parte de la audiencia.

Hace una semana, nacía con tan solo 31 semanas de gestación, la pequeña Miren. Desde entonces la niña permanece intubada en el hospital que nació debido a que es una bebe prematuro.

No obstante, sus padres han querido compartir numerosas fotografías y vídeos de la pequeña entubada e ingresada en el hospital donde está luchando por su vida. Esta práctica parece haber reavivido el debate sobre si es legal sobreexponer en las redes sociales a un menor de tan corta edad.

La Fiscalía podría intervenir

Ha sido el medio digital "Jaleos" quien ha querido investigar sobre los límites legales existentes en estos casos. Para ello han preguntado a Javier Urra, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid durante 5 años. Urra ha relatado que la Fiscalía puede intervenir y sin denuncia previa, ya que la competencia en el ámbito de protección al menor. Además explica, que la institución debería hacer una valoración del caso, y entonces decidir si es constitutivo de delito o no.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Recogida de firmas para que deje de exponer a sus hijos

No es la primera vez que Estefanía Unzu, nombre real de la youtuber, tendrá que enfrentar una información de esta magnitud. Hace unos meses, tuvo que hacer frente a una recogida de firmas en Change.org, que pretendía que la influencer dejase de exponer a sus hijos.

La petición alcanzó más de 3.000 firmas y también pretendía que se cerrase el canal de su hijo mayor, Aimar que con tan solo 13 años tiene un canal propio en la plataforma utilizada por sus padres, Youtube.

Lo cierto es que las reglas de Youtube recogen que 13 años es la edad mínima para poder ser un creador de contenidos de la plataforma, por lo que no sería ilegal que el hijo mayor de la youtuber tenga su propia cuenta y suba sus propios vídeos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más