Tras haber dado a luz de forma prematura, Verdeliss continúa ingresada en el hospital junto con su pequeña, la cual nació a las 31 semanas de embarazo y en este tiempo la influencer ha compartido con sus followers la evolución tanto de ella como de su hija. En estas últimas fotos se ha podido ver a la bebé en la incubadora y también en los brazos de su madre siguiendo algunos de los tratamientos que le están indicando los médicos.

Verdeliss cuenta sus seguidores cómo se encuentra su pequeña recién nacida

Verdeliss comenta que está llevando a cabo el "método canguro" con su bebé y le cuenta a sus followers en qué consiste, dice que a ella como madre la ayuda a sanar el fin abrupto que ha tenido lugar en la gestación: un sentimiento de culpabilidad que va desvaneciéndose cuando puede sentir a su bebé en cada latido y respiración.

Anuncios

Este método consiste en colocar al bebé en el pecho desnudo tanto de la madre, como del padre o de quien esté por la labor de hacerlo. Es un tratamiento que también siguieron Pablo Iglesias e Irene Montero cuando nacieron sus mellizos y que es muy beneficioso para los pequeños y que ayuda gratamente en su desarrollo, sobre todo de los bebés que han sido prematuros y que necesitan los cuidados de una incubadora. Se ha podido comprobar que el contacto humano los reconforta muchísimo.

En esto los ayudan a reducir el estrés, encontrar tranquilidad y también al efecto termorregulador favoreciendo el sistema inmunitario del pequeño y protegiéndolo contra infecciones exteriores. También desarrolla su capacidad de adaptación al medio exterior, reduce las apneas y gana peso de forma más rápida.

Verdeliss habla sobre el 'método canguro' y los beneficios para los bebés prematuros

Verdeliss explicaba eso a su seguidores y también aprovechaba la publicación para agradecer que este tratamiento se esté introduciendo en los hospitales. Ellos en concreto comenzaron a las 12 horas de haber nacido Miren y una vez estabilizada se puede comenzar a realizar. Con que la pequeña se encuentra bien, pero todavía hospitalizada y necesita de cuidados tanto de sus padres como del personal sanitario del centro.

Anuncios

La hija pequeña de Verdeliss y Aritz nació a las 31 semanas de gestación y necesita permanecer en la incubadora a la espera de su alta médica para que todos los órganos se desarrollen y maduren correctamente y así pueda enfrentarse a la vida como cualquier otro bebé completamente sano.