Publicidad
Publicidad

Con un 61,1 % de los votos por parte del público, Sofía Suescun ha debido dejar Guadalix de la Sierra. La participante navarra, fue nominada junto a Julio Ruz, quien debió abandonar el programa por su mal comportamiento, Alejandro Albalá y María Jesús.

De esta manera, con la partida del Ruz, quedaron los tres participantes en la espera de ver a quién salvaba el público, siendo el favorecido Alejandro Albalá, quedando a la espera las dos ex Supervivientes, siendo María Jesús la que contó con el favor de la audiencia.

La alegría de María Jesús por la expulsión de Sofía

Durante la última edición de Supervivientes, ya María y Sofía mantenían una mala relación, lo que ha llevado a María Jesús a tener una alegría por partida doble: permanecer una semana más en el concurso y que se expulsara a una de sus enemigas.

Publicidad

Albalá, quien está enamorado de Sofía, será quien se lleve la peor parte, pues tendrá que continuar en el concurso sin ella. Rompió en llanto cuando supo los resultados, afirmando que era la persona en quien más confiaba dentro de la casa.

Alejandro Albalá marcó de gran manera la participación de la navarra en el programa, ya que ella ha reflexionado sobre lo que ha sido entrar con su ex en el programa, ya que estaban en un momento sensible, puesto que ya se había terminado todo en la relación, y no de muy buena manera, admitiendo que el error fue no haber tenido una conversación antes con Alejandro, ya que todo estalló estando dentro de la casa, y que esto, en cierta forma, la perjudicó mucho.

Publicidad

Sofía Suescun no pudo seguir con su racha ganadora

Sofía había resultado ganadora en Gran Hermano 16 y Supervivientes 2017 pero no pudo continuar con su racha ganadora. Sofía declaró cuando supo que podía ser expulsada, que cuando se estaba fuera todo era muy diferente, ya que hay que afrontar la realidad, ya que en la casa se vive todo como en un cuento. Sofía Suescun, ha estado coqueteando con Alejandro Albalá y ha tenido enfrentamientos con María Jesús y Raquel que pueden haber sumado para que fuera tan votada por audiencia.

Suescun se siente muy triste por no haber podido continuar con su racha ganadora, ya que ella considera que tiene mucho espíritu ganador, pero que hay que saber perder, sin disimular su tristeza por su expulsión.

Publicidad

Reconoce que ha hecho muchas cosas que no debió en ningún momento haberlas realizado, y que no ha sido coherente en muchos momentos, aunque afirma que todo lo que ha hecho lo ha hecho de corazón, y piensa que si ha cometido errores, que lo siente, que ella no es perfecta.