Anuncios
Anuncios

Lydia Lozano no está atravesando por el momento más bonito de su vida y menos aún durante esta semana, cuando la periodista se ha mostrado en su trabajo algo más agitada y sensible que de lo habitual, y es que hemos visto a una Lydia Lozano muy silenciosa en plató porque detrás de ese silencio existía una enorme preocupación por su marido Charly y, más en concreto, por su estado de salud.

Lydia Lozano se derrumba por su marido

Resulta que, según una exclusiva de la revista Lecturas, su marido Charly va tener que ser operado en esta semana de una hernia de disco en la parte lumbar.

Anuncios

Esta es una intervención muy común que se suele realizar muchísimo en los hospitales de España, pero también es muy delicada, algo que preocupa mucho a Lydia Lozano, que de por sí es muy aprensiva y por tanto está muy agobiada por el paso por el quirófano de su esposo.

El lunes de la semana pasada vimos como la colaboradora se derrumbaba cuando recibía el cariño de Kiko Hernández, su compañero de tertulia, el cual le dijo que estaba a su lado esta semana, que le mandaba un beso muy grande y que estuviera tranquila ya que todo iba a salir bien, una acción con la que Lydia no pudo contener la emoción y estalló llorando debido a la presión del momento.

El matrimonio ha vuelto a sentir la preocupación de Kiko Hernández y también del resto de sus compañeros de Sálvame cuando este pasado martes, a pesar de que Lydia no estaba en plató, el colaborador les mandó un mensaje diciéndoles que por tanto tiempo que habían vivido juntos les tiene un infinito cariño y aprecio, que por eso esta semana iba a estar muy unido a ellos y que estaba seguro de que todo iba a salir bien, que dentro de una semana la iba a volver a ver con una sonrisa en su rostro y que por supuesto que todo va a ir fenomenal.

Anuncios

Kiko Hernández le muestra su apoyo en todo momento

Kiko Hernández confesó que tenía mucha amistad con Charly, que luego empezó Sálvame y cambió todo, que ha pasado muy buenos momentos a su lado, que le tiene mucho cariño y que si estaba viendo el programa le mandaba todo su apoyo y su cariño de forma que le reconfortase todo lo posible.

Lydia y Charly renovaron sus votos matrimoniales en el año 2015 con una boda balinesa en el momento en el que cumplían veinticinco años de casados. La pareja lleva junta treinta años y desde hace algo más de dos semanas Lydia Lozano no se ha separado de su marido en ningún momento y lo acompaña siempre a todas las pruebas médicas que le realizan.