Debido a la deuda que tenía que pagar Toño Sanchís a Belén Esteban de manera legal, el exrepresentante ha tenido que embargar varias de sus propiedades para concluir parte de la deuda. Una de esas propiedades han sido la casa donde Toño vivía con su familia. El inmueble se sitúa en Villanueva del Pardillo, es un chalet de 300 metros repartidos en tres pisos de altura que dispone de un jardín desde donde se puede acceder desde el salón principal, así como un garaje y cuatro dormitorios.

La subasta de la casa de Toño

La subasta de la casa del exrepresentante de Belén Esteban empezó con una puja inicial de 40.000 euros el 30 de enero y ha finalizado el pasado lunes 18 de febrero.

Anuncios

La finalización de la puja ha sido casi a última hora, debido a que había en el último momento muchas pujas realizándose y por cada puja que se realizaba se ampliaba el tiempo de finalización una hora más.

También debido a que había mucho movimiento en cuanto a la subasta de la casa de Toño Sanchís podría decidirse que se alargara un día más, pero esta misma mañana en la página oficial del Ministerio de la presidencia y para las administraciones territoriales se podría ver a las 22:51 del 18 de febrero un cartel anunciando que dicha subasta había terminado y se había vendido la casa de Villanueva del Pardillo por 406.873 euros.

Esta cifra es una buena noticia para el exrepresentante debido a que zanjaría la deuda con Belén Esteban que era de 206.815 euros y el precio final de la puja es prácticamente el doble.

Su aparición en Sálvame

Estos últimos días de puja han sido duros para Toño Sanchís, quien ha visto minuto a minuto cómo subía la cifra de venta de su hogar. Incluso en el pasado programa de Sálvame del 18 de febrero, el periodista Kike Calleja realizaba un directo para presenciar todos los detalles de la puja y todo lo que ocurría en el entorno de Toño.

Anuncios

Este decidía aparecer con su hijo menor de edad para protagonizar un tenso encuentro con el periodista.

Ante este comportamiento, Kike Calleja solo alcanzó a decir "Toño no me hagas esto" mientras que el programa en directo decidió cortar las imágenes para que el hijo menor de edad del exrepresante no saliera en la Televisión.

Después de todo lo ocurrido, Toño Sanchís no ha dudado en publicar su descontento con la prensa en sus redes sociales, diciendo que tomará acciones legales ante todas las supuestas injurias, faltas de respeto y el poco tacto de la prensa ante un menor.