Albert Rivera ha sido protagonista de varias portadas de la prensa del corazón de nuestro país y no por su faceta política, sino por su vida sentimental: por su ruptura con Beatriz Tajuelo, su novia a lo largo de los últimos cuatro años. Así el líder del partido Ciudadanos saltaba la esfera de las celebrities y formaba parte de la lista de los conocidos como “solteros de oro” de la política de España.

Pilar Eyre ha escrito un artículo sobre este supuesto enamoramiento

Pero Pilar Eyre, en su sección en la revista “Lecturas”, sorprendía a sus lectores al asegurar que Tamara Falcó estaría enamorada del político.

Anuncios

Pues bien, la propia Tamara no ha dudado en utilizar las redes sociales para desmentir esta información con unos testigos de excepción.

La aspirante a diseñadora provenía de Sevilla, ciudad en la que había pasado unos días por razones de trabajo, en un AVE acompañada de su amigo Boris Izaguirre y por su representante, Susana Uribarri. Y su sorpresa vino nada más subirse al vagón para volver a la capital de España.

La joven reconoce conocerle por su amistad con Vargas-Llosa

Parece que cuando se subieron al tren, a través de varios periodistas que iban en el mismo, se enteraba del contenido del artículo firmado por Pilar Eyre, en el que aseguraba que Tamara Falcó estaba muy enamorada del líder de Ciudadanos.

Así, utilizando los stories de su perfil de Instagram para zanjar estos rumores. Así, explica que se ha sentido consternada al enterarse de la última noticia que circulaba sobre su vida personal y que nadie le haya preguntado si es verdad si está enamorada de Albert Rivera, como se dice. En realidad, ella adora mucho a Albert Rivera, además de ser un gran amigo de Mario Vargas-Llosa, el novio de su madre, Isabel Preyler; pero, eso no tiene nada que ver con estar enamorada. Por otro lado, cada vez que se han encontrado, solo se han dicho hola y adiós, nada más.

Anuncios

Boris Izaguirre la felicitó por negar dichos rumores y aclararlos.

Desde el 2016 no se le conoce pareja a Tamara y ella misma hace bromas sobre lo difícil que es tener pareja para ella: busca un hombre que tenga en común con ella las creencias religiosas y compartan planes de futuro. Aunque ha habido rumores alrededor de su vida privada, hace mucho tiempo que Tamara, la hija más espontánea y divertida de la Preysler no tiene pareja oficial, lo que hace que muchos periodistas busquen una posible pareja o pretendiente en la vida de la joven.