Publicidad
Publicidad

La actriz Sophie Turner (Northampton, 1996), más conocida por su interpretación del personaje Sansa Stark, ha confesado públicamente que debía teñirse el pelo dos veces por semana y que, además, tenía prohibido lavar su cabello durante los rodajes de la popular serie ‘Juego de Tronos’ o ‘Game of Thrones’, en inglés.

Prohibido lavarse el cabello

La joven británica de 22 años ha confesado en una entrevista para InStyle que los productores de HBO le permitieron lavarse el pelo durante las primeras temporadas dado que esta imagen se correspondía con la de una joven aristócrata. Sin embargo, a partir de la quinta temporada, y por razones de guión. le exigieron que dejara de lavárselo, lo cual ha explicado “fue realmente asqueroso”.

Publicidad

Las obligaciones estéticas que tuvo que asumir para poder interpretar a Sansa le ocasionaron muchos problemas en su cabello y es que acabó con el pelo muy seco, dañado y se le rompía con facilidad.

No estamos hablando de una melena cualquiera, sino del icónico cabello pelirrojo de la hermana mayor de los Stark, heredera de la casa y cuyo color es el signo distintivo de su familia. Es un pelo reconocible fácilmente y que todos los miembros de la familia han heredado como legado familiar pero que en Sansa es aún más extraordinario y emblemático.

La actriz es rubia en realidad, por lo que se ha teñido el cabello durante todos los años de rodaje de la serie para así poder interpretar a Sansa Stark en la exitosa serie de HBO, ‘Game of Thrones’.

Publicidad

No obstante, desde 2017 emplea una peluca por lo que ya no es necesario que se tiña como podemos observar en sus perfiles en redes sociales. En la actualidad, la actriz británica luce un tono ceniza y un corte de pelo tipo ‘long bob’ muy favorecedor.

El cabello de Sophie Turner no es el único que ha dado quebraderos de cabeza a las actrices de esta serie pues la actriz también ha confesado que su compañera Emilia Clarke (Daenerys Targaryen) inicialmente usaba un gorro y una peluca, pero finalmente, debido a las dificultades que esto supone, decidió teñirse el pelo.

El cabello como signo de cada familia

El color del cabello es uno de los signos distintivos y característicos de las distintas casas del universo de 'Game of Thrones' y es que existe una gran variedad de tonos, pero cada uno de ellos es propio de cada familia y luce de forma más especial en ellas.

Publicidad

Así pues son icónicos los tonos rubios de los Lannister, el color plateado de la casa Targaryen o el cabello pelirrojo de los Stark, los cuales lucen de manera especial en Cersei Lannister, Daenerys Targaryen y Sansa Stark, respectivamente.