La relación existente entre Sofía Suescun y Alejandro Albalá está generando titulares en la casa de Guadalix de la Sierra, donde la expareja se reencontraba tras varias semanas distanciada por su ruptura. Pese a que en un principio los dos jóvenes parecían tener claro que lo suyo no iba a ningún sitio y la ruptura se había consolidado definitivamente, Albalá confesaba en el reality show que seguía enamorado de la navarra y Sofía se mostraba algo más distante, alegando públicamente que no estaba enamorada de su expareja y que no sabía cómo decírselo.

Anuncios

Alejandro Albalá confiesa el juego de Sofía por las noches

Sin embargo, los últimos días han cambiado para Sofía Suescun, quien ha compartido momentos de intimidad con Alejandro Albalá bajo las sábanas, lo que ha desembocado en un nuevo malentendido entre los dos concursantes de Gran Hermano DÚO. Después de dormir juntos varias noches, la noticia de un supuesto 'edredoning' salía a la luz al día siguiente.

No obstante, se desconocía lo que había pasado entre los dos jóvenes y finalmente Albalá confesaba el juego que Sofía estaba llevando a cabo a espaldas de las cámaras.

Suescun confiesa a su expareja que quiere un hijo con él

Fue el pasado martes cuando, tras varias controversias, Gran Hermano DÚO publicaba un confesionario de Sofía y Alejandro Albalá en el que este último dejaba en evidencia el comportamiento de su exnovia durante las noches que pasaban juntos y confesaba: "Me confunde que por las noches me digas te amo, quiero un hijo tuyo, quiero estar contigo.

Anuncios

Y luego me digas que sea secreto, ¿qué es? ¿Estás jugando o tu madre no quiere que estés conmigo?". Acto seguido, Sofía comenzaba a llorar admitiendo: "No quiero estar más aquí, todo lo hago mal, no puedo estar contigo porque no valgo como novia y no quiero estar contigo". Y confesaba: "Tengo un problema muy grande, necesito sentirme querida".

Albalá pide a su expareja que se aclare antes de decirle cosas románticas

A estas palabras, Alejandro afirmaba: "Yo lo que veo es que solo te importa cómo quedas y no te lo he dicho a malas, sino porque me duele".

Poco después, Sofía admitía: "Aprovechas mi debilidad amorosa". Tras la discusión en el confesionario, Alejandro le limpiaba las lágrimas a su expareja y le pedía: "Primero, aclárate". Pese al encontronazo entre ambos, Albalá ha confesado que está enamorado de ella y aunque intente pasar un rato, luego no puede más y vuelve a ella.