Laura Matamoros ha empezado el año 2019 con energías renovadas, tras un 2018 que ha tildado de "agridulce". La colaborada de programas de Televisión como “Gran Hermano Dúo” o “Mujeres y Hombres y Viceversa” ha confesado en una entrevista para la “Revista Clara” que no todo fue tan maravilloso durante su reciente maternidad.

Laura no cree que la maternidad sea tan maravillosa

Tras anunciar en exclusiva que había acabado su relación con Benji Aparicio, padre de su hijo Matías, Laura Matamoros confiesa que le encantaría volver a ser madre y que vuelve a ser feliz tras haber perdido los 30 kilos que había ganado durante su embarazo.

Ha pasado menos de un año desde que Laura se estrenó en la maternidad tras el nacimiento del pequeño Matías y considera que la maternidad, la experiencia en sí, está muy sobrevalorada y ha recibido numerosas críticas por decir lo que piensa, ya que no está de acuerdo con las madres que piensan que la maternidad es maravillosa.

A pesar de ello, reconoce que le encantaría volver a ser madre, aunque, por el momento tendrá que esperar (acaba de romper su relación sentimental junto a Benji Aparicio).

La principal razón por la que tendría más hijos es que nunca ha estado a favor de la idea de hijo único, ya que cree que tener hermanos implica tener con quién compartir una vida y "hay mucho más jaleo en casa". Pero, hoy en día, quiere centrarse en su hijo y en su trabajo. Laura Matamoros y Benji rompían su relación solo ocho meses después de ser padres.

Ha perdido peso gracias al boxeo

La joven ha explicado que tras su embarazo engordó 30 kilos y gracias al deporte.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Sin tener que hacer dieta, recuperó su peso y su figura. A lo largo de su embarazo, tanto su cuerpo como su mente fueron cambiando y no fue una etapa nada fácil por todos los cambios que no le gustaban, como ha asegurado.

Por otro lado, afirma que no estaba contenta con mirarse al espejo con treinta kilos más. Pero, gracias al boxeo lograba distraerse, relajarse y evadirse de sus problemas. Todo eso, confiesa, unido al miedo a hacer frente a la maternidad por primera vez, le hicieron tener miedo a la hora de dar la bienvenida a su hijo.

Todo eso provocó que durante las dos primeras semanas de vida de Matías no pudiese separarse de él ni saliese de casa.

Finalmente dijo que su modelo a seguir desde que era muy pequeña siempre ha sido su tía, Mar Flores. Su sueño es ser presentadora de televisión, aunque sabe que lo tiene muy difícil ya que posee un perfil profesional muy marcado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más