Publicidad
Publicidad

Para Irene Rosales estos últimos días dentro de la casa de Guadalix de la Sierra han sido duros debido a que ha tenido un aborto natural que ni ella ni su marido, Kiko Rivera, se imaginaban y ahora se enfrenta a no poder estar presente el día del cumpleaños de su hija pequeña. Ese sentimiento de malestar lo ha hecho saber en su blog, donde ha explicado que no está pasando la mejor semana dentro de Gran Hermano Dúo.

Su peor semana dentro de Gran Hermano Dúo

Estos últimos días para Irene Rosales han sido duros. Sin previo aviso tuvo que ausentarse unos días por una indisposición y a su vuelta explicó en directo en una de las galas de Gran Hermano Dúo que había sufrido un aborto natural y que, a pesar del susto que había pasado, se encontraba bien, aunque debe tomarse los próximos días con calma y mucho descanso.

Publicidad

Esta situación para la mujer de Kiko Rivera ha sido dura y además se le ha juntado con que no ha podido asistir al primer cumpleaños de su hija pequeña, Carlota.

Irene Rosales, ante la situación de no poder estar en el cumpleaños de su hija, hizo una petición a su familia en uno de los blogs que ha escrito. "Familia, celebradle el cumpleaños a mi pequeña Carlota, hacedle vídeos, fotos, que no quiero perderme ningún detalle por nada del mundo".

También por el mismo medio ha comentado que a pesar de la semana tan dura se encuentra bien, sin ningún dolor y que está contenta de volver a la casa de Gran Hermano Dúo de nuevo. Tampoco se ha olvidado de sus compañeros y de las polémicas que han causado estos últimos días y ha comentado que pensaba que en su ausencia las parejas que causaban conflicto habían arreglado sus problemas, pero que, por desgracia, al volver de nuevo al reality todo seguía igual que como cuando se marchó.

Publicidad

El paso por el concurso de Irene Rosales

Hasta el momento, la mujer de Kiko Rivera ha demostrado ser una concursante ejemplar, no ha discutido con ninguno de sus compañeros y si ha discrepado en algo ha explicado sus razones de manera educada. También tanto Irene como Kiko se han abierto a los espectadores contando el problema tan grave del que está curándose el hijo de Isabel Pantoja. Y el propio Kiko ha comentado que Irene ha sido un pilar muy importante para él para llegar donde está a día de hoy.

También han protagonizado momentos muy tiernos como cuando el presentador del concurso, Jorge Javier Vázquez, les llamó al confesionario para enseñarles unas fotografías de sus hijas y que no sintieran tanta pena por no poder asistir al primer cumpleaños de su hija pequeña, Carlota.

Publicidad