A pesar de que los concursantes llevan una semana en Gran Hermano Dúo, muchos de ellos no han dudado en sincerarse en directo. Esta vez el que ha decidido hacerlo y contar cómo ha sido su vida estos últimos años ha sido el hijo de Isabel Pantoja, Kiko Rivera, quien en el programa de la pasada noche del martes 15 de enero contaba que tuvo una mala época donde fue adicto a las drogas.

La adicción de Kiko Rivera

En el pasado programa de Gran Hermano Dúo, a Kiko Rivera y a su mujer les tocó realizar la curva de la vida en directo.

Anuncios
Anuncios

El ejercicio se basa en pintar un gráfico de las alegrías y tristezas que ha habido en su vida desde el día en que nacieron hasta la actualidad. Debido al planteamiento que daban los organizadores del concurso, Kiko Rivera no dudó en sincerarse completamente contando todos sus peores momentos. Uno de ellos, según contó el hijo de Isabel Pantoja, fue que su adicción a las drogas. También afirmó que llevaba ya un año completamente limpio de esas sustancias dañinas para la salud.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Kiko, algo dubitativo, dijo que era algo que iba a contar por primera vez en la Televisión y que lo hacía para visibilizarlo. Continuó afirmando que lo pasó muy mal debido a que eligió unas malas compañías y que pensaba que la solución a sus problemas era utilizar las drogas. También Kiko Rivera le dio las gracias a sus verdaderos amigos, familia y a su mujer Irene, quien estaba a su lado escuchando toda su confesión en directo animando a que la gente que tenga un problema como él se apoye en su familia para intentar curarse porque es posible conseguirlo.

Anuncios

También comentó que estaba enganchado a varios tipos de drogas, que el proceso de curación fue muy duro debido a que siempre tenía temblores y estaba de mal humor y que al perder también 50 kilos se le hizo más complicado todo. Pero afirmó por segunda vez que se podía salir de esa situación y que lo contaba para concienciar a la gente de que se puede conseguir curarse.

Kiko Rivera y su vida

El hijo de Isabel Pantoja decidió hace unos meses desaparecer de la televisión y dejar su trabajo como disc-jockey por un tiempo debido a una depresión de la cual nunca habló.

Pero al realizar la confesión en directo en el programa de Gran Hermano Dúo de la pasada noche, podría cobrar sentido esa larga ausencia de Kiko Rivera. También en esos meses que se tomó de recuperación se realizó una operación de estómago donde ha perdido unos 50 kilos, como puede comprobarse en la actualidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más