Publicidad
Publicidad

Si por algo esta caracterizada la relación entre Sofia Suescun con Alejandro Albalá es por las idas y venidas que mantienen en GH DÚO, pero son muchos los que no se esperaban lo que ocurrió la otra noche, y es que la pareja que casi siempre está a la gresca, mantuvo un edredoning, el cuál GH DÚO mostró en su programa del martes: Límite 48 horas.

Alejandro y Sofía Suescun protagonizan el primer edredoning

El programa presentado por Jorge Javier Vázquez arrancó con unas imágenes en los que se podía ver a Sofía Suescun y Alejandro Albalá debajo de las sábanas y era la madre de Sofía Suescun la que dio la cara en el plató antes de que se pudiera ver el vídeo completamente. La mama de Sofia respondió a la pregunta de Jorge Javier Vázquez, sobre qué significaba lo que estaban viendo, diciendo que su hija ya era lo suficientemente mayor para saber lo que hacía y que no se iba a meter en eso.

Publicidad

Fue al final de la noche cuando los espectadores de GH DÚO pudieron ver al completo las imágenes en las cuáles ambos se mostraban muy acaramelados en la suite que se habían ganado, como jefes de la casa al ganar la prueba semanal, y una vez que se apagó, Alejandro le daba a Sofía un masaje el cuál acababa con los dos debajo del edredón.

La navarra pedía que Alejandro la tapase bien, ya que no quería que se le viese el pecho. Tras una escena en la que se veía como ambos hacían algo debajo del edredón antes de levantarse para volver a juntar los colchones que se habían desplazado, debido a los movimientos que ambos habían hecho con las camas, Albalá le decía a Sofía que la quería.

La chica asegura que entre ellos no pasó nada

A pesar de las imágenes emitidas y el vídeo que claramente ha visto la luz, Sofía Suescun se ha apresurado a aclarar que ahí no había pasado nada, sin que nadie le hubiera pedido explicaciones.

Publicidad

Según cuenta El Confidencial, quién todavía no puede tener relaciones es Irene Rosales con su marido Kiko Rivera ya que la joven se está recuperando del aborto que sufrió la semana pasada, que la obligó a abandonar la casa. Irene ha comentadom en una conexión con Jorge Javier Vázquez, que dicho aborto lo había vivido con miedo y bastante angustiada sobre todo el primer día, cuando se vio sola y echaba de menos a Kiko. Pero que luego se fue tranquilizando y le ayudó mucho el tener contacto con él.