La final de Gran Hermano VIP 6 está más cerca que nunca y los ánimos de los concursantes finalistas no parecen ser los mejores. Es precisamente el caso de Suso, quien ha estallado en el confesionario dándole al Súper información sobre las malas intenciones que tiene de cara a la final del reality show. El catalán, que es el centro de la polémica fuera de la casa con distintos frentes abiertos debido a su relación con Aurah, Asraf y las discusiones de Aurah con su madre y con Sofía Suescun, también lo está siendo dentro de la casa de Guadalix de la Sierra.

Anuncios
Anuncios

El catalán es quien peor lleva la recta final del concurso y amenaza con boicotearlo

A escasas horas de saberse quién ganará la sexta edición del reality show de Telecinco, Suso es el finalista que peor lleva la recta final del concurso, llegando incluso a admitir haber perdido la ilusión por ganar el programa. El catalán no soporta verse finalista sin posibilidades de ganar y así lo ha hecho saber en el confesionario, donde señalaba que iría a la final del concurso a aplaudir, porque él no quiere ser solo finalista de Gran Hermano. Apunta, además, que lo que necesita es ganar y antes que llegar a la final y no salir vencedor, preferiría haber quedado décimo.

En contra de la actitud de Miriam por ser la protagonista y ganadora de esta edición

Sin embargo, Suso muestra abiertamente qué es lo que verdaderamente le molesta de la final de esta edición. El joven subraya que esperaba una final donde todos los concursantes tuvieran su protagonismo y fueran importantes y, para él, la final está a favor de Miriam Saavedra.

Anuncios

De la peruana afirma que la ve fría, frívola, con mucha ira y todos los tuits que el programa le puso son positivos mientras que para el resto de sus concursantes son negativos.

Amenaza con irse si el público empieza a gritar el nombre de Miriam Saavedra

No obstante, el momento en el que Suso deja en shock a la audiencia es cuando cuenta al Súper en el confesionario que él no va a estar ahí de pie escuchando el nombre del ganador y cuando el público empiece a gritar "Miriam, Miriam", reconoce que es capaz incluso de pirarse.

Esta amenaza del finalista no sentaría demasiado bien a la organización del concurso, a Jorge Javier Vázquez, ni a la propia audiencia, que hasta la fecha ha estado muy volcada con esta edición del reality show.

En definitiva, Suso es el finalista que peor lleva la recta final del reality show y, mientras tanto, fuera del concurso tiene varios frentes abiertos en relación a su relación con Aurah Ruiz o Asraf.

Haz clic para leer más