La entrada de Estefanía Unzu, más conocida como Verdeliss al reality show más famoso de la televisión en España está trayendo consecuencias. La influencer, que acumula miles de seguidores en sus redes sociales y en su canal de Youtube, podría ver truncada su carrera en redes sociales tras la recogida de firmas en la plataforma 'Change . org'. Y es que, Estefanía Unzu ha conseguido miles de seguidores gracias a la sobreexposición que ha ofrecido en redes de su vida como madre y de sus propios hijos, un total de seis más uno en camino.

La acusan de aprovecharse de sus hijos para lucrarse económicamente

Algunos de los seguidores de la influencer han visto en Verdeliss un aprovechamiento de la navarra de sus propios hijos para lucrarse económicamente, algo que no han aceptado y consecuentemente, varios miembros de la plataforma Change.org han llevado a cabo una petición que tiene como nombre "No a la explotación infantil en Youtube". De este modo, denuncian que la navarra se lucre económicamente con la imagen de sus hijos expuesta en las redes sociales.

La petición en contra de la explotación de los hijos acumula 1000 firmas

Sin embargo, esta no ha sido la única causa de enfado entre los seguidores de la navarra, que tampoco ven con buenos ojos que Estefanía le haya abierto un canal al mayor de sus hijos, con el nombre 'Aimar REC'. El menor, de tan sólo 13 años, acumula en su canal miles de visitas. Eso sí, la petición en contra de la navarra Verdeliss está acumulando 1000 firmas, por lo que si sigue ascendiendo, podría convertirse en un problema para la influencer, que se ha nutrido durante numerosos años de contar su vida privada y exponer a todos sus hijos menores de edad.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco

Vídeos de los hijos enfermos, cambiándole el pañal y hasta bañándose

Por otro lado, la petición en Change.org hace hincapié en que se investigue a los progenitores que se dedican a lucrarse vendiendo la vida de sus hijos y, consecuentemente, los exponen a peligros tanto físicos como psicológicos. De hecho, subrayan que es habitual ver a los menores desnudos bañándose, enfermos y hasta cambiándole los pañales, todo ello grabado por sus progenitores.

En la defensa de la plataforma, ponen de manifiesto además que a los progenitores les importa más grabar a los hijos que los propios hijos en sí.

Con este argumento, admiten que la mayor parte de las visitas que influencers como Verdeliss reciben es de "pedófilos" y manifiestan que los niños están "sometidos a presión".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más