Terelu Campos está pasando por uno de sus peores momentos. La hija pequeña de Teresa Campos era operada el pasado 6 de octubre de una doble masectomía después de unas pruebas que confirmaron que el cáncer que había aparecido nuevamente en sus pechos. De este modo, la colaboradora [VIDEO] de 'Sálvame' ponía en marcha su recuperación médica. Sin embargo, todo indica que dicha recuperación está siendo más difícil de lo que en un primer momento se imaginaba tras la última revisión médica a la que Terelu acudió junto a su madre, María Teresa Campos.

María Teresa Campos y Terelu, preocupadas tras su última revisión

Fue hace apenas unos días cuando [VIDEO] la periodista salía junto a su madre, María Teresa Campos, con un semblante bastante serio de una revisión en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Las caras de madre e hija, tal y como recogían los compañeros de la prensa gráfica, lo decían todo. El semblante de ambas auguraba un mal presagio. Es más, ninguna quiso hacer ningún tipo de declaración.

En el caso de Terelu, quizás para despistar a la prensa, se le vio ataviada con un enorme abrigo y unas grandes gafas de sol en las que no se apreciaban sus ojos. Sin hacer declaraciones, y tras comprar un décimo de lotería, se marchaban a casa.

La colaboradora de Sálvame, operada de urgencia el próximo 14 de noviembre

Las últimas declaraciones de la colaboradora de 'Sálvame' tuvieron lugar en el cumpleaños de su hermana Carmen Borrego, donde confesó el mal momento por el que estaba pasando. La periodista admitió que cuando iba a las curas diarias y salía de ellas estaba muy mal. Unas revelaciones que hacía con el rostro cabizbajo, argumentando que no sabía lo que le iba a deparar el futuro. Sin embargo, todo indica que las cosas se han complicado para el clan Campos y más concretamente para Terelu, quien se someterá el próximo miércoles 14 de noviembre a una nueva operación.

Su hermana Carmen Borrego y su hija, preocupadas por el estado de salud de Terelu

La colaboradora no ha tenido una recuperación fácil de la anterior operación y como ella misma reconoce, está siendo dura y las curas también. Según ella misma reconocía, no está teniendo una buena regeneración de los tejidos en sus nuevas prótesis reconstruidas durante la pasada intervención. De ahí que la periodista tenga que ser intervenida en las próximas horas. Por suerte, según ha narrado, está contando con la ayuda y el apoyo de su familia, sobre todo de su hermana Carmen Borrego, quien incluso se ha querido trasladar a su casa para estar más cerca de ella. También, cómo no, de su hija Alejandra Rubio, quien también está suponiendo de gran apoyo.