Aramís Fuster, la concursante más polémica de Gran Hermano VIP 6 no gana para disgustos. La vidente entraba al reality show para hacer frente a sus problemas de dinero que acarrea desde hace numerosos años, sin embargo, se sintió sobrepasada con su encierro dentro de la casa y esa misma semana pidió su nominación y finalmente era expulsada por el público durante las primeras semanas de concurso cuando salió a la palestra con la más querida fuera de la casa, Miriam Saavedra. No obstante, todo indica que los problemas [VIDEO] no cesan para la vidente, a quien le han embargado todo el sueldo generado en el reality de Telecinco.

Pidió salir de GH VIP 6 a pesar de sus problemas con la justicia

Aunque Aramís Fuster no tiene otra fuente [VIDEO] de ingresos, pidió salir de Gran Hermano VIP 6, una decisión que el propio Jorge Javier Vázquez no se tomó nada bien, conocedor de sus problemas económicos.

Además, el presentador puso de manifiesto que si hubiera jugado bien sus cartas, habría sido una de las ganadoras de la edición. De hecho, Fuster era una de las concursantes que mantenía sus encontronazos a cero dentro de la casa, sin embargo, se vio sobrepasada por el encierro en Guadalix de la Sierra y finalmente pedía su expulsión.

Un sueldo embargado por la justicia tras enfrentarse a un desahucio y una estafa

La pitonisa, que habría seguido generando espectáculo fuera de la casa, todo indica que no le salió bien la jugada y su sueldo ha quedado embargado por la justicia, por lo que no ha podido disfrutar de lo pactado con Mediaset durante su breve encierro en Guadalix de la Sierra. Con todo, la situación económica de Fuster se agravó hace varios años cuando fue desahuciada incluso de su casa en el 2015 y allá por el 2009 estuvo a punto de ingresar en prisión tras ser acusada de estafa, sin embargo, fingió un accidente y estuvo en silla de ruedas para evitar pagar.

Admite que no paga la deuda porque ya no vive en Marbella

Una vida llena de escándalos, polémicas y problemas con la justicia que hasta el momento no habría solucionado, pues la pitonisa podría enfrentarse a un nuevo desahucio en su casa de Marbella, donde tiene una deuda desde hace un largo tiempo que oscila entre los 10.000 euros, el mismo caché que Fuster habría ganado en Gran Hermano VIP 6, por lo que la justicia habría decidido embargar sus ingresos y hacer frente al pago de la deuda. Eso sí, la exconcursante dejaba claro en la revista Semana que no pagaba la deuda de la casa de Marbella porque "ya no reside allí después de mudarse a Miami".