Las polémicas no cesan en la casa de Gran Hermano VIP. Si hace apenas unas semanas, la audiencia pedía al programa la expulsión de Suso por sus comentarios y actitudes machistas contra Miriam Saavedra e incluso contra la propia Aurah, con quien mantiene una relación especial dentro de la casa de Guadalix de la Sierra, ahora, las críticas a GH VIP vienen a raíz de la séptima gala del programa, donde [VIDEO] pudimos ver una lista de nominados que podría estar amañada por unos errores en la suma de los puntos de las nominaciones [VIDEO].

La audiencia pidió la expulsión de Suso tras sus comentarios despectivos y machistas

Tras diversas semanas en el foco de la polémica por ser una de las ediciones más problemáticas en lo que se refiere a la condescendencia del programa con ciertas actitudes y comportamientos dentro de la casa (insultos de Ángel Garó a Miriam Saavedra, comentarios machistas de Suso a Miriam y Aurah e incluso robos de Aurah a Miriam Saavedra).

Diversos sucesos que han colmado la paciencia de los espectadores. Sin embargo, no ha sido hasta la última gala cuando la audiencia llegaba a sus límites y procedía al "apagón" del reality en sus televisiones.

Acusan de manipulación y tongo al reality show tras la última gala

Una presunta equivocación de Ángel Garó y Tony Spina en el recuento de votos de los nominados poniendo a la palestra al trío más odiado de la casa (el Koala, Verdeliss y Miriam Saavedra) habría enfadado duramente a la audiencia, quienes a través de las redes sociales acusaban al programa de no cumplir sus propias normas y a Jorge Javier Vázquez de decirles lo que tenían que hacer.

Sin embargo, aquí no acaban las acusaciones de "tongo" y "manipulación" hacia el reality show, pues para la audiencia, si Makoke estaba nominada, debería haber subido como el resto de concursantes a la palestra.

Pero Jorge Javier avisaba del error en el recuento de votos a Tony Spina, quien finalmente decidía salvar a Makoke y nominar a la influencer Verdeliss. Este cambio estaría impulsado, según la propia audiencia, en una visita de Kiko Matamoros a Guadalix de la Sierra para aumentar la audiencia del programa.

De esta forma, sería indispensable que Makoke se mantuviera en la casa varias semanas más, pues la pasada semana era cuando recibía la visita de la hija de su exmarido, Laura Matamoros. Fue desde este momento cuando la audiencia se percataba de la existencia de una posible manipulación y procedía a dejar de seguir en redes sociales la cuenta oficial del programa. El enfado de los espectadores llegó a tal nivel, que reivindicaron su molestia con hashtags como #SomosLaAudiencia, #AsíNoGHVIP y #ApagónGHVIP.