La polémica no cesa en torno a la Casa Real durante los últimos días. Si hace apenas una semana, tanto el Parlament como el Ayuntamiento de Barcelona reprobaban a Felipe VI tras una petición de la CUP apoyada por Ada Colau y los grupos independentistas de ERC y PdeCat, desoyendo así la advertencia del Consejo de Estado, ahora ha sido un documental muy polémico en la Televisión vasca la que ha asestado a la monarquía un golpe que puede ser definitivo.

Emiten un documental sobre la Monarquía

Ha sido concretamente [VIDEO] la cadena pública vasca, ETB, la que emitía la pasada noche de domingo un documental inédito que ninguna otra cadena se ha atrevido a hacer.

El controvertido documental, de nombre "La Monarquía: un negocio rentable" está basado en los negocios turbios que dicha institución tendría. Una emisión a la que ha acompañado una polémica enorme y que ha firmado una audiencia inmejorable tras la potente publicidad del documental realizada a través de las redes sociales.

Testimonios que ponen en duda la fiabilidad del rey Juan Carlos I

Pese a que ha sido un documental complicado de elaborar teniendo en cuenta la dificultad para encontrar testimonios que hablaran públicamente sobre la Monarquía española, lo cierto es que han contado con algunos rostros conocidos como el de Gabriel Rufián, el diputado de ERC, quien calificaba al emérito de "comisionista". Otros como un exdelegado de Campsa que habría reconocido que el padre de Felipe VI cobraba comisiones e incluso del político vasco Anasagasti, quien admitiría que Juan Carlos I no sabía diferenciar entre lo que era legal y lo que no.

Desglosan la procedencia de la fortuna del rey Juan Carlos

Sin embargo, una de las revelaciones más controvertidas del documental emitido por la televisión pública vasca es la que evidencia que el rey emérito tendría cuentas en Suiza que esconderían una gran fortuna. De hecho, entre las aproximaciones que dan, la fortuna de Juan Carlos I podría llegar a los 2.000 millones de euros. Cantidad que, entre otras fuentes, podría proceder de su sueldo oficial, de un regalo de bodas que recibió de varios empresarios que se unirían a extractos que revelarían pagos de 10 millones al príncipe persa e incluso 100 millones a otro de Arabia Saudí. Aunque el propio emérito habría argumentado que dicho dinero iba para ayudar a la democracia, poco se sabe de dónde estaría esa fortuna actualmente.

Los entrevistados del programa también pondrían de manifiesto la problemática sobre la ley de transparencia que tiene la Casa Real centrándose en el asunto de la princesa Corinna Zu Sayn Wittgenstein como pieza fundamental para los negocios del rey Juan Carlos I.