El transcurso de los días en la Academia pasa factura a los concursantes. Tras vivir la primera expulsión, la de Alfonso, en esta segunda semana todos han convivido apenados por las nominaciones de Dave y África, dos pesos pesados que naufragaron, de forma injusta para algunos, en la última gala. Todos han empezado a sentir que ha comenzado el concurso y que, tal y como les advirtieron Manu Guix y Noemí Galera, el tiempo pasa muy rápido.

Demasiadas preocupaciones en OT

Una frase de Carlos, en una conversación con Julia, resume el sentir de la mayoría. “Todos estamos con los sentimientos a flor de piel. Si quieres que llore, puedo hacerlo ahora mismo”.

Con estas palabras trataba de explicarle a su amiga más íntima [VIDEO] que no era la única que lo estaba pasando mal. Es más, otras como Marta han sufrido tras unos pases de micros que no han ido demasiado bien.

Sin embargo, Julia tenía varios motivos. La nominación de Dave, por supuesto. Pero lo que más merodeaba su cabeza era la operación de garganta a la que debía someterse su madre y, como no, su voz. Por Operación Triunfo han pasado muchas personas que han tenido diferentes problemas, como la afonía, que les ha impedido rendir a su máximo nivel. Agoney, es uno de los mejores ejemplos de la pasada edición.

Julia de OT: del sufrimiento al éxito

Sin embargo, el problema de Julia va más allá. La gaditana tiene un quiste que le provoca una afonía constante tras el esfuerzo y que le impide llegar a tonos más agudos.

El pasado martes, tras el ensayo general, se lo confesó a Joan en el sofá. “Sí, me pongo afónica por mi problema”, comentó.

Lo cierto es que Julia es consciente de que su inconveniente tiene una solución a corto plazo, como pinchare cortisona, pero que a la larga resulta un un problema. También en la Academia ha confesado que su objetivo era someterse a una operación para acabar con este impedimento. Sin embargo, su situación en este momento hace impensable seguir esta vía. Está el concurso, donde espera llegar lejos tras descubrir que es una de las favoritas y, si el programa marcha bien, la gira de conciertos.

Este miércoles, tras encontrarse completamente afónica, los médicos se vieron obligados a pincharle. En los últimos ensayos apenas cantó para aguantar la voz. Sin embargo, en la Gala [VIDEO], consiguió olvidar todos obstáculos y su sufrimiento en su semana más dura y se exhibió en solitario con un tema de Lady Gaga, en lo que ha supuesto un cambio de registro para ella, en comparación con lo vislumbrado hasta la fecha en el concurso. Ha hecho del sufrimiento un éxito.