Ana Rosa Quintana, la periodista y presentadora del matinal El Programa de AR ha vuelto a generar polémica en las redes sociales tras el último escándalo del excomisario Villarejo. La polémica comenzaba el pasado 31 de julio, cuando el marido de la presentadora, Juan Muñoz, era detenido por su presunta vinculación con Villarejo por haber [VIDEO] contratado supuestamente los servicios del excomisario para realizar un chantaje a un tercero, quedando en libertad sin medidas cautelares pocos días más tarde. Hace unas semanas, la propia Audiencia Nacional corregía [VIDEO] al juez del caso por no haber impuesto medidas cautelares al arquitecto, más allá de tener que comparecer quincenalmente en un juzgado y no poder salir del país.

Las reuniones de Cospedal y Villarejo, tema principal en el resto de cadenas

Un tema sobre el que Ana Rosa Quintana evitaba pronunciarse teniendo en cuenta su vinculación familiar con Juan Muñoz. Eso sí, tras su regreso vacacional, forzada por la actualidad, hablaba del tema en El Programa de AR dejando en evidencia que su marido había quedado en libertad sin medidas cautelares. Tras varios meses polémicos sobre la situación de Juan Muñoz con la justicia española, la presentadora ha informado del nuevo escándalo del excomisario Villarejo, esta vez en relación con la política del PP, María Dolores de Cospedal.

El espacio televisivo de la presentadora comenzaba sin informar sobre la reunión secreta que Villarejo había tenido con Cospedal y el marido de esta en el despacho de la política, lo que le ha valido un aluvión de críticas en redes sociales.

Informa en la mesa de debate tras las críticas en redes sociales

Finalmente, la presentadora informaba sobre el nuevo escándalo del Partido Popular con el controvertido excomisario.

Lo hacía de un modo un tanto llamativo, entre titubeos y bastante incómoda con la situación, haciendo hincapié incluso en que Villarejo se grababa hasta para acudir al baño.

La presentadora además, ha insistido en que no sabe el contenido de la reunión entre la política del PP y el excomisario detenido. Tras estas explicaciones un tanto cortas de contenido, Ana Rosa Quintana daba paso a un vídeo e iniciaba el debate dejando el peso del mismo a sus tertulianos sin ni siquiera abrir la boca para moderar el tema. Tras finalizar el debate y con todos los tertulianos callados, la presentadora cambiaba el tema de forma tajante tras un largo silencio que evidenciaba la incomodidad en plató.