Los escándalos en torno a la iglesia no cesan. Si hace tan sólo unos días, se hacía público que el Vaticano era conocedor de los abusos sexuales en Pensilvania, algo que generó incluso la reunión del Papa Francisco con alguna de las víctimas e incluso su posterior pronunciamiento admitiendo que el encubrimiento [VIDEO] de estos abusos es similar a "la caca" y los condena tildándolos de "crímenes repugnantes", ahora, la iglesia vuelve al punto de mira después de lo sucedido durante el funeral de la reina del soul, Aretha Franklin.

Ariana Grande canta en el funeral de Aretha Franklin y un religioso se sobrepasa

Ha ocurrido en Estados Unidos, donde la cantante de pop Ariana Grande no dudó en homenajear a Aretha Franklin acudiendo a la despedida e incluso cantando en ella, sin embargo, la polémica surge tras la actuación de la cantante, cuando el religioso se sobrepasaba con Ariana Grande pasándole el brazo [VIDEO] por encima de la cintura y tocando con sus dedos uno de sus pechos, unas imágenes que han sido captadas por numerosos medios y que han desatado la polémica y la indignación.

Las redes sociales realizan una campaña para pedir respeto a la cantante

Teniendo en cuenta las críticas generadas por esta actuación del religioso, éste no ha tenido más remedio que pedir perdón de forma pública en una entrevista con Associated Press y tras la campaña realizada en redes sociales como Twitter donde han pedido el respeto a la cantante y han mostrado su apoyo con la etiqueta: #RespectAriana.

El obispo se disculpa después de la indignación y la campaña en redes sociales

Tras hacerse virales las imágenes, Charles H. Ellis III no ha tenido otra opción que disculparse asegurando que jamás sería su intención tocarle el pecho a una mujer y supone que "puso su brazo alrededor de ella" cree que quizás cruzó la frontera por estar demasiado familiar o amigable y se limita a decir "lo siento".

En la escena, captada por numerosos medios que se encontraban cubriendo el último homenaje a la reina del soul, se aprecia a la perfección la forma en la que Charles se sobrepasa con Ariana Grande mientras bromea con ella justo después de bajarse del escenario.

Una situación repugnante teniendo en cuenta que la reunión estaba siendo retransmitida y la finalidad era despedir a una de las voces más importantes de América. Una vez más, la iglesia ha vuelto a generar controversia con un abuso que, en este caso, se ha retransmitido.