Rafael Amargo vuelve al foco de la polémica tras la última entrevista concedida esta misma semana al diario 'El Mundo'. El bailaor desató las críticas después de dejar en evidencia su falta de educación al refererirse al colectivo LGTBI y al hablar incluso de su propia sexualidad, considerándose "bisexual, creyente y hetero. Ni maricón ni gay". Una reflexión poco congruente, en la que además añadía que "era bisexual porque lo había probado, porque era una diversión más". Además se mostraba en contra del día del Orgullo LGTB, preguntándose [VIDEO] por qué no se existe un día para los heterosexuales y afirmaba con total rotundidad que España había tenido un presidente del Gobierno gay, una información poco trascendente pero que el bailaor quiso sacar a relucir.

Genera aún más polémica tras su explicación en Socialité

Las redes sociales, como es evidente, no tardaron en criticar al bailaor, asegurando que flaco favor le hacía a este colectivo hablar así y recordándole que si no existiera un día para reivindicar el Orgullo LGTB, probablemente él no podría hablar con total libertad sobre su condición sexual. Debido a las críticas recibidas, Rafael Amargo ha vuelto a pronunciarse al respecto, aunque en lugar de suavizar la situación, la ha empeorado en gran medida.

Desprecia el término maricón y le atribuye numerosos insultos

El bailaor, lejos de disculparse por sus incongruentes declaraciones, ha vuelto a generar mayor polémica en el espacio televisivo 'Socialité', donde ha llegado a afirmar que él, con el término maricón, se refiere a "un pederasta, un terrorista, un hijo de p***, alguien que haga algo mal”. Y asegura además que no le gusta que le llamen "maricón" porque "es un término despectivo".

Sin embargo, Rafael Amargo no dejaba así su explicación y en torno a su condición sexual, subrayaba que "gay no se puede considerar porque es un tío vicioso [VIDEO] que le gusta lo que le gusta en cada momento y también le gustan las tías, por lo que gay no se puede considerar".

Las redes se movilizan contra el bailaor por su desprecio al colectivo LGTB

El nuevo pronunciamiento del bailaor no ha sentado nada bien al colectivo LGTB y las críticas a través de redes sociales no se han hecho esperar. Así escribían algunos de los usuarios en Twitter: "los peores enemigos que siempre han tenido las personas LGTB han sido los gays reprimidos". Otros, escribían indignados: "las declaraciones de Rafael Amargo hacen un flaco favor a los colectivos LGTB, que se ponga a bailar que es lo único que hace medio bien".