Álvaro de Marichalar no gana para polémicas desde que estallara el independentismo. Bien es sabida la animadversión del excuñado de la infanta Elena con los independentistas, a los que ha llegado a tildar de "catetos a los que correría a boinazos". Además, Marichalar se ha caracterizado por hacer acto de presencia en todas [VIDEO] aquellas manifestaciones contrarias al independentismo y a favor de la unidad española. Tanto es así, que en una de ellas, era detenido por los Mossos d'esquadra y llevado al hospital tras sufrir un percance en una manifestación y más tarde acudió a la ONU para denunciar que los Mossos le "secuestraron y torturaron".

Intenta boicotear un acto de la Diada en Ginebra y se pronuncia a favor del Rey

Con todo, no se trata de los únicos escándalos en los que el excuñado del rey Felipe VI ha estado envuelto.

El último ha acontecido durante la Diada en Ginebra, donde Marichalar ha intentado boicotear el acto celebrado en la delegación de Catalunya en Ginebra. Concretamente, lo ha hecho al grito de "¡Viva el rey!" y brindando él solo ante la perpleja mirada del resto de asistentes.

Lo expulsan del acto de recepción y se enfada gravemente

Ante el brindis y los gritos de "¡Viva el Rey!" de Marichalar, numerosas personas allí presentes han respondido con gritos en contra de la Monarquía y a favor de la independencia. Pero aquí no acaba el espectáculo, pues teniendo en cuenta el show que estaba protagonizando en mitad del acto en solitario, finalmente [VIDEO] Marichalar ha sido invitado a abandonar el acto de recepción. Sin embargo, no le ha sentado demasiado bien ser expulsado, pues no ha dudado en en gritar "esa es la democracia", visiblemente enfadado.

Gritos para ser expulsado y el excuñado del Rey se despide

Sin embargo, la tensión iba en aumento cuando el resto de asistentes se percataban del show que Marichalar estaba protagonizando. En ese momento, comenzaron a gritarle: "fuera, no eres bienvenido". Pero esto no es todo, pues el excuñado de la infanta Elena, ajeno a los comentarios, se despedía gritando "adiós abducidos, os quiero".

En definitiva, todo indica que la presencia de Marichalar no ha sido bienvenida en un acto de dicha relevancia, pues recordemos que la Diada recuerda la caída de Barcelona en la Guerra de Sucesión, a manos de las tropas de los Borbones. Eso sí, todo indica que el excuñado del rey Felipe VI seguirá en su lucha por la unidad de España y en contra del independentismo.