La polémica no cesa en torno a la historia entre Bárbara Rey y el ex monarca Juan Carlos I. A las cintas de Villarejo donde Corinna acusa al emérito de usarla como testaferro y de cobrar comisiones por hacer de intermediario con las empresas para la construcción del AVE a la Meca tenemos que sumarle [VIDEO] las declaraciones de la ex vedette [VIDEO], quien, a pesar de dar pinceladas de una relación con el ex monarca, nunca ha contado públicamente cómo fue dicha relación. Sin embargo, son innumerables los testimonios que dejan en evidencia la existencia de una relación "prohibida" entre la ex vedette y el emérito.

En 2004 deja de recibir el sueldo abonado por el CESID

Ha sido concretamente la escritora y periodista Pilar Urbano quien admite que Sabino Fernández Campos, el antiguo jefe de la Casa del Rey, le contó que Bárbara Rey recibía un sueldo de 700.000 pesetas mensuales abonado por el Centro Nacional de Inteligencia a petición del monarca, aunque eso sí, dicho sueldo dejó de recibirlo desde el año 2004, con la llegada de Zapatero al Gobierno y cuando el propio ex ministro de Defensa, Bono, se preguntaba "por qué había que pagarle ese dineral a esa señora".

Sueldo vitalicio de 4.207 euros por guardar silencio sobre su relación con el emérito

Sin embargo, ha sido en 'Sálvame' donde han dedicado un especial en averiguar cuánto dinero nos ha costado a los españoles el silencio de Bárbara Rey, un dinero procedente de los fondos reservados que el Gobierno guarda y que llega a los 430.000 euros según Pilar Urbano, una cifra que no consiguió de golpe. Concretamente, 4.207 euros mensuales desde el año 1979 hasta el año 2004, eso sí, aquí no acaban los pagos a la ex vedette, pues también ponen de manifiesto que recibió en una bolsa de deporte en su domicilio por valor de 50 millones de pesetas.

Un total de 721.000 euros de las arcas públicas

El sueldo vitalicio que la ex vedette consiguió eran 4.207 euros de forma indefinida después de hacer unas inquietantes declaraciones: "a mí me matarán, pero desde luego, yo llego hasta el final y sabrán quien me ha matado".

En definitiva, si sumamos todos los pagos recibidos por Bárbara Rey, la cantidad total estaría en los 721.000 euros, procedentes de los fondos reservados. Aunque eso sí, la amiga de Juan Carlos I nunca ha admitido con total rotundidad haber sido la amante del emérito, precisamente por la existencia de un contrato que se lo impide porque le ha llevado a ganar cifras millonarias.