El homenaje a las víctimas fallecidas el pasado 17-A en los atentados de Las Ramblas y Cambrils se ha desarrollado con algunos incidentes. Pese a que el pasado año, Felipe VI recibió abucheos, gritos e incluso pitadas por parte de ciertos grupos independentistas, el día de hoy ha transcurrido sin demasiados incidentes, eso sí, con la colocación de una pancarta antimonárquica gigante en un edificio para recibir [VIDEO] al Jefe de Estado durante el homenaje a las víctimas [VIDEO] que murieron en los atentados islamistas del pasado 17 de agosto.

Despliegan pancartas contra Felipe VI en un edificio

Ocurrió la pasada noche en la plaza de Catalunya cuando desplegaban una pancarta en la que se podía apreciar el lema: "el Rey de España no es bienvenido en los países catalanes".

Pese a que los Mossos fueron a quitar la pancarta, los activistas la recolocaron a primera hora de esta mañana. Sin embargo, no fue la única pancarta desplegada en contra del monarca, pues también se ha podido ver otra con el Rey de España y el de Arabia Saudí donde reza: "sus armas, nuestros muertos".

Un grupo de monárquicos, protagonistas de los incidentes del 17-A

Las pancartas de los activistas han colmado los ánimos del sector monárquico y un grupo de manifestantes, con banderas de España encima, han protestado para exigir que se quiten, llegando incluso a los insultos y las descalificaciones entre ellos. Unos mostraban su descontento porque según ellos, era un tema que debía resolverse por la justicia y otros culpaban a los Mossos por no quitarla. Pese a este momento tenso, lo cierto es que no ha sido el único, pues el grupo de monárquicos han increpado a una persona que portaba una bandera que pedía la libertad de los presos políticos.

Torra defiende las pancartas y las califica de "libertad de expresión"

Teniendo en cuenta las polémicas originadas a raíz de la colocación de las pancartas contra el rey Felipe VI, rostros políticos han dado su punto de vista al respecto. En el caso de Quim Torra, ha admitido que la pancarta contra el monarca forma parte de la libertad de expresión y los Mossos han ido a comprobar únicamente el estado en el que se encontraba por motivos de seguridad. Otro de los rostros en pronunciarse ha sido la alcaldesa de Barcelona, quien ha decidido no entrar en dicha cuestión por expresa petición de las víctimas. Con todo, el homenaje se ha desarrollado con gritos pidiendo que hablaran en castellano y no en catalán.