Una de las noticias más destacadas de este verano ha sido, sin duda alguna, la detención del marido de Ana Rosa Quintana, el empresario Juan Muñoz en el marco de la operación Tándem de la Audiencia Nacional. Recordemos que era detenido el pasado 31 de julio después de que registraran diversos inmuebles del arquitecto en Sotogrande, Marbella y Madrid. Tras tres días detenido, Juan Muñoz era puesto [VIDEO] en libertad sin medidas cautelares y en el día de hoy, el juez del caso ha levantado el secreto de sumario.

Ana Rosa envió un comunicado pronunciándose sobre la detención

Sin embargo, el espacio televisivo 'El Programa del Verano [VIDEO]' apenas trataba lo sucedido y era con la puesta en libertad del arquitecto cuando la presentadora enviaba un comunicado al espacio televisivo, donde pedía prudencia y dejar trabajar a la justicia y después garantizaba que lo contaría todo a su regreso.

Las críticas a la presentadora no tardaron en llegar, a quien tildaban de sensacionalista y de tratar con una vara de medir distinta a cada uno.

Derrotado en los tribunales por intentar urbanizar playas vírgenes

No obstante, aquí no acaban las polémicas para el empresario Juan Muñoz, quien además de ser detenido por contratar un plan de extorsión a través del comisario José Manuel Villarejo para recuperar una deuda, sus problemas empresariales vendrían derivados de sus derrotas en los tribunales por intentar urbanizar playas como la de Tarifa, considerada paraíso medioambiental. El arquitecto tenía pensado edificar más de 300 viviendas y 1.400 plazas de hotel en un lugar donde actualmente lo único que hay son dunas.

Imputado desde el 2009 por comprar presuntamente voluntades municipales

Con todo, aquí no acaban los problemas para el empresario sevillano, quien desde el año 2009 está imputado por comprar presuntamente voluntades municipales para favoreces su actividad empresarial.

Fue precisamente el TSJA el que avalaba el recurso impuesto por Ecologistas en Acción contra el acuerdo del Pleno de Tarifa, que en un primer momento aprobó el Plan Parcial SL1 Valdevaqueros y se anuló dicho Plan.

Sin embargo, Tarifa no es la única zona de conflicto del esposo de Ana Rosa Quintana, pues otra de las zonas donde el arquitecto quiso edificar es El Palmar, en Cádiz. En dicho proyecto, el empresario pretendía construir un complejo hotelero en 270.000 metros cuadrados. Los vecinos de la zona y otros conocedores, se opusieron a este proyecto y formaron la plataforma "Salvar El Palmar"