Iñaki Urdangarín no gana para polémicas ni aún cumpliendo condena por el caso Nóos. El ex Duque de Palma fue condenado por el Tribunal Supremo a cinco años y diez meses de prisión, una condena rebajada si tenemos en cuenta la que en un primer momento le impuso la Audiencia Nacional. Los delitos por los que el cuñado de Felipe VI ha sido condenado son malversación, prevaricación, fraude a la Administración [VIDEO] y delitos fiscales. Eso sí, desde que eligiera [VIDEO] la cárcel de Brieva (Ávila) para cumplir la condena, las controversias han ido aumentando.

Eligió la cárcel de mujeres con más privilegios y menor seguridad

El cuñado de Felipe VI elegía una cárcel de mujeres y poco después, lo trasladaban en solitario a un módulo de hombres con unas condiciones especiales y con unos privilegios que no cualquier preso ostenta en una cárcel.

Dentro del módulo tiene cinta para correr, espalderas y hasta bicicleta estática, sin embargo, aquí no acaban sus privilegios, pues el marido de la infanta Cristina cultiva pimientos, tomates y otros vegetales en prisión y tiene acceso a la televisión, de la que es muy fan. Los vis a vis a los que tiene acceso no son como los de cualquier otro preso, pues ya ha recibido numerosas visitas en un período muy corto de tiempo.

Denuncian una carencia de seguridad en la cárcel y falta de efectivos policiales

Pese a los privilegios, la polémica aumenta en la cárcel de Brieva, donde la Asociación Unificada de Guardias Civiles ha denunciado la falta de policía en el centro penitenciario donde cumple la condena Urdangarín. Ponen de manifiesto además que carecen de vehículos en caso de incidentes y falta de personal, eso sí, argumentan que las carencias en la plantilla se arrastran desde hace varios años y no tienen demasiado interés en arreglarlo.

Con todo, aquí no quedan las quejas de la AUGC, pues también subrayan que el personal de dicha unidad es el que menor salario percibe.

No obstante, la crisis de seguridad fue provocada según el medio 'El Español', por un periodista que, al comienzo de cumplir condena Urdangarín, se coló en Brieva ocultándose con gafas de sol y gorra. El fotógrafo entró en la zona de acceso restringido escabulléndose más tarde de los funcionarios que se encontraban allí en ese momento. Después de este incidente, la Asociación de Guardias Civiles ha querido enviar un comunicado advirtiendo de que la seguridad existente en dicha prisión, es "insuficiente"